Torredembarra: Ni protectora ni centro de acogida

La moción del concejal no adscrito Toni Cruz solo pasa el corte en el punto que habla de que la web incluya el protocolo a seguir en caso de abandono de animales domésticos

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: DT

FOTO: DT

Torredembarra empezará 2022 sin protectora de animales. Salvo milagro, las instalaciones privadas de Josep Maria Crespo cerrarán puertas y los animales que todavía no se hayan recolocado se les buscará un cobijo porque nadie tiene intención de abandonarlos ni liberarlos "a lo Jumanji" como se dijo de forma irónica en el pleno municipal del jueves.

La sesión empezó con una cuestión de urgencia y que el mismo equipo de gobierno (mayoría absoluta de ERC) conoció por la mañana. El concejal Guillem Pujol (ERC) presentó su renuncia al escaño por motivos personales y el alcalde Eduard Rovira anunció que se informaba a la Junta Electoral para poder tramitar el relevo cuanto antes. Pujol era edil de Joventut, área que asumirá el alcalde hasta la llegada del nuevo edil.

El segundo punto importante fue la moción que presentó el concejal no adscrito Toni Cruz sobre la posibilidad de levantar un centro de acogida animal en la ciudad. La moción tenía diferentes propuestas: la nueva protectora, la ordenanza para gestionar este centro, la difusión en web del protocolo para seguir en caso de encontrarse un animal abandonado y fomentar las adopciones.

El debate político dejó claro que la única petición aceptada al edil sería reforzar la comunicación en caso de encontrarse un animal abandonado. Del resto de sugerencias nada de nada.

El concejal de Sostenibilitat, Joan Torras, fue el portavoz del gobierno municipal y el encargado de argumentar el voto negativo de su partido a la moción. Los argumentos de Torras se resumieron en que la viabilidad de un centro de acogida para animales se sondeó en 2020 y las conclusiones eran desfavorables. Con este informe, ERC (el gobierno local torrense) tenía claro que no secundaría la moción.

La concejal del PSC, Angie Muñoz, (en la anterior legislatura socios de gobierno y en ésta en la oposición) fue la encargada de dar datos municipales de abandono de animales en la ciudad en los últimos tres años. Explicó en su turno de palabra de que las cifras van reduciéndose, pasando de las 83 recogidas en 2019 a las 20 del pasado año y a las 22 actuales a la espera de cerrar el ejercicio.

Uso zoológico

Muñoz también señaló que para crear una protectora o centro de acogida de animales, el terreno escogido debe tener uso zoológico dentro de sus características y actualmente sólo existe el uso zoológico en la finca que cerrará puertas este 31 de diciembre.

Eso significaría que a corto plazo o bien se adquiere la finca que alberga la actual protectora de Torredembarra (que tendría los usos ya establecidos en el vigente POUM) o debe hacerse una modificación del Plan General para dotar de este uso en otros puntos de la ciudad. Ambas opciones, ya las descartó el gobierno local.

La concejal de Ciutadans, Noelia González, (excompañera de Cruz antes de que éste abandonara el partido) consideró que la idea de Cruz debería ser primero crear la concejalía de Bienestar Animal y luego plantearse el centro de acogida y otras iniciativas. 

Por su parte, Josep Maria Calvet, de JxCat, sí arropó a Cruz en la necesidad de buscar una solución al cierre de la protectora y apoyó parte de la moción y se abstuvo en otros puntos. De hecho, la moción se fragmentó por puntos y solo la difusión del protocolo por Internet pasó el corte. El resto de puntos obtuvo el veto de ERC haciendo estéril los apoyos del PSC o de JxCat.

Temas

Comentarios

Lea También