Una empresa de Salou, acusada de la muerte de un camionero de Tarragona

Mossos envía al juzgado un informe en el que denuncia penalmente a cinco empresarios de un delito de homicidio imprudente. 

Jordi Cabré

Whatsapp
El camionero perdió la vida. Había dicho a su pareja que era el último viaje con tanto riesgo. FOTO: CME

El camionero perdió la vida. Había dicho a su pareja que era el último viaje con tanto riesgo. FOTO: CME

Cinco socios de una empresa de Salou (de 26 a 75 años de edad) han sido acusados de la muerte de uno de sus trabajadores, un camionero de Tarragona de 41 años, que perdió la vida el 3 de julio del pasado año en un accidente de tráfico cuando circulaba por la A-2, en la provincia de Barcelona.

El camión bañera que conducía el fallecido, con más de un millón de kilómetros, tenía graves deficiencias que según el informe de Mossos fueron la razón del siniestro y el fallecimiento del trabajador.

El accidente se produjo en Castellbisbal (Barcelona) el 3 de julio de 2020. FOTO: CME

El informe policial, remitido al Juzgado de Primera Instancia número 6 de Rubí, concluye que el pinchazo que provocó el accidente mortal fue motivado por un conjunto de irregularidades cuya responsabilidad son de la empresa titular del vehículo. Por ello, el informe denuncia penalmente a los cinco responsables por el delito de un homicidio imprudente. 

Neumáticos chinos o en desuso

El camión que sufrió un accidente el 3 de julio de 2020 incumplia varias normas de circulación. Una era que el semirremolque circulaba con la ITV caducada desde 2018 y la otra que los neumáticos tenían un desgaste suficiente como para estar en una planta de reciclaje.

Fuentes de Mossos señalan que el camión siniestrado fue a cambiar las ruedas días antes del accidente. La empresa, para ahorrar costes, colocaba habitualmente neumáticos de origen chino (más económicos) a sus vehículos pesados pero en aquella ocasión el stock se terminó y se optó por poner ruedas desechadas de otro camión en lugar de un jueo nuevo de otra marca.

Neumáticos desgastados del vehículo accidentado. FOTO: CME

Precisamente, el desgaste acumulado de la goma motivó que ésta perdiera adherencia y fuera más vulnerable a cualquier anomalía de la calzada. Y precisamente, poco después del mediodía del 3 de julio, el camión sufriera un accidente en la A-2. El pinchazo provocó que el vehículo colisionara con la mediana de hormigón, chocara con el quitamiedos y se empotrara con una viga de hierro de un panel informativo.

La investigación policial descubrió en las semanas posteriores las irregularidades de la empresa e incluso su forma de actuar. Llegó a despedir a un conductor por negarse a subir al camión con ruedas desgastadas y el fallecido, según confirman las mismas fuentes, habría dicho a su pareja el día antes de su fallecimiento que era el último viaje que realizaba con tanto riesgo. El pinchazo terminó con su vida.

Temas

Comentarios

Lea También