Un artista de Cunit lleva su espectáculo al tren: "Ahí no hay aforo ni cierre como en el teatro"

Seré en el último vagón den tren de las 10.30 que va a Barcelona

José M. Baselga

Whatsapp
Guillem Estadella.

Guillem Estadella.

El mundo de la cultura debe reinventarse un día sí y al siguiente también por las cambiantes restricciones que se les imponen. Reducción de aforo en teatros, conciertos y salas, distancia de seguridad entre butacas y en el escenario, adelantar horarios para ajustarse al toque de queda.... para acabar en un cierre total.

Mientras, pueden verse trenes, metros y autobuses llenos hasta los topes sin que aparentemente el contagio no sea un riesgo embutido en vagones.

Por ello el monologuista de Cunit Guillem Estadella ha decidido llevar su espectáculo al tren. En un vagón de Cercanías el próximo miércoles. Allí representará su monólogo Quin Pollastre. El estreno estaba previsto para la sala Barts de Barcelona. Pero el cierre de los teatros lo ha impedido.

Subirá al tren en Cunit. A las 10.13. En el último vagón con destino a Barcelona Sants. Después regresará a Cunit también con su ferroviaria actuación.

Guillem Estadella.

Es una acción reivindicativa por el castigo que sufre el sector.

- En el tren no hay aforo máximo.
- No como en el teatro. A la cultura nos imponen unas medidas que para otros no hay.

- Así que lleva su monólogo a un vagón.
- Que seguramente estará lleno de gente. Como cada día puede ver quien cogen el tren.

- Quin Pollastre ¿tiene algo que ver con la situación actual?
- En el inicio no. Está creada desde noviembre de 2019. Después la realidad se ha adueñado.  La obra va de que dejo la comedia y abro una tienda de pollos.

- Vaya premonición.
- Es lo que deben hacer muchos artistas que no pueden seguir. Yo mismo me he puesto a trabajar en un Media Mark porque el teatro ya no da. Suerte de estar en El Foraster (TV3), que ahora tampoco puede seguir y en RAC1. Pero la situación golpea a miles de personas.

- Es una estocada al mundo de la cultura.
- De la que vive mucha gente. Porque no sólo afecta a los artistas. Están los equipos de sonido, iluminadores, programadores, gestores y personal de las salas.... Parece que quien determina según qué medidas no se de cuenta. La cultura no es que el conseller de turno vaya a una gala a repartir premios.

- Ustedes han tenido que aplicar muchas medidas de seguridad.
- Podemos ser de los sectores donde hemos tomado más medidas de seguridad. Y donde no hay contagios. Pero somos los primeros en ser castigados.

- ¿Cómo ve la situación?

Muchos nos hemos tenido que dar de baja de los autónomos. No hay sitios para actuar. Eso emocionalmente afecta al artista, pero también a una sociedad. Si no hay cultura no hay nada. Pasamos a ser máquinas. Es un riesgo. 
 

Temas

Comentarios

Lea También