Más de Costa

Un ladrón rompe la cadera a una anciana que iba en un andador en Torredembarra

Dos hombres, jóvenes, empujaron a una vecina que iba en caminador para quitarle el collar. En el robo con violencia, la víctima cayó al suelo. Tuvo que ser ingresada y operada en Santa Tecla.

Jordi Cabré

Whatsapp
Los hechos sucedieron en la calle Pere Badia, de Torredembarra. FOTO: DT

Los hechos sucedieron en la calle Pere Badia, de Torredembarra. FOTO: DT

La Policía Local de Torredembarra y Mossos d’Esquadra tienen abierta una investigación para localizar a dos ladrones que atacaron a una mujer de 82 años en Torredembarra el pasado 31 de octubre a la hora de comer.

La víctima, que circulaba con su andador por la calle Pere Badia, uno de los ejes comerciales de la ciudad, recibió un empujón violento de un joven mientras que su compañero le cogía la cadena de oro que llevaba en el cuello. Una vez lograron el botín, los dos sospechosos arrancaron a correr por la calle Lleida hasta que desaparecieron de la vista de los testigos que había en la calle.

Las personas que presenciaron el robo con violencia rápidamente fueron a auxiliar a la víctima mientras pedían ayuda por el 112. La llamada d eemergencia activó a la Policía Local de Torredembarra y al SEM, que envió una ambulancia para atender a la mujer de edad avanzada.

Una de las testigos presenciales llegó la primera en socorrer a la víctima e intentó incorporarla. Sin embargo, el dolor que tenía en la pierna impedía moverla. Por ello se esperó a la llegada de los profesionales para atenderla, subirla a una camilla y llevarla al hospital. 

Poco más tarde la mujer entraba en quirófano para operar la fractura de cadera que había sufrido a consecuencia del empujón de uno de los dos ladrones. 

Mechas rosas en el pelo

Mientras la víctima era atendida por el SEM y trasladada al hospital de Santa Tecla, los agentes de la Policía Local se entrevistaron con varios testigos presenciales, que dieron un perfil de los dos ladrones tanto físicamente como la ropa que llevaban puesta. Uno de los detalles que sí ha trascendido de esta descripción de los autores es que uno de los dos tenía en el cabello mechas de color rosa, un detalle llamativo que fue verificado por más de un testigo.

Los ladrones, que se llevaron el collar de oro de la víctima, se esfumaron y a día de hoy siguen todavía en paradero desconocido. Los policías locales y mossos han intentado visualizar imágenes de algunos negocios próximos con el fin de poder fotografiar las caras de los ladrones. De momento ambos siguen libres y la víctima recuperándose de la fractura.

Temas

Comentarios

Lea También