Más de Costa

Una asociación animalista del Penedès se encarga de hacer llegar comida a protectoras

En pleno coronavirus, Voluntarios Itinerantes sufraga y reparte pienso a refugios de perros y gatos del Baix Penedès

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
Una quincena de pertenecientes a Voluntarios Itinerantes, con pienso para perros y gatos. FOTO: CEDIDA

Una quincena de pertenecientes a Voluntarios Itinerantes, con pienso para perros y gatos. FOTO: CEDIDA

Las protectoras de animales se hallan al borde del colapso debido al confinamiento por el coronavirus. A día de hoy, casi todos los refugios rechazan adopciones y acogidas durante el estado de alarma para evitar la picaresca y los desplazamientos, pero les falta comida y desinfectante.

Sin el pienso de las habituales donaciones; sin material suficiente para desinfectar, ni empresas a las que recurrir para su compra, tratan de resistir para que perros y gatos abandonados o sin dueño no se vean afectados por las circunstancias actuales.

Afortunadamente, algunas de estas protectoras y refugios de localidades como El Vendrell, Bonastre, Calafell, L’Arboç o incluso Valls han encontrado quien les eche una mano. Voluntarios Itinerantes tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los animales que viven en esos refugios, muchos de los cuales no disponen de medios económicos y humanos suficientes para cumplir su labor.

Desde el nacimiento de esta asociación animalista, en 2016, tratan de paliar las carencias de estas protectoras aportando dinero, asesoramiento y, sobre todo, gracias al trabajo de sus voluntarios. «Nuestro objetivo es que los perros y gatos de los refugios vivan mejor y estén en mejores condiciones para ser adoptados», explica Jaime Mateu, su presidente.

Como él mismo recuerda, «durante el primer año, concentramos nuestras salidas en la provincia de Barcelona, pero ya hace un par de años que estamos haciendo salidas regulares a Tarragona para ayudar a diferentes refugios, por ejemplo: el santuario para perros ancianos que gestiona el Proyecto Empathia en Valls es de visita obligada para nosotros cada quince días». No es el único en la demarcación, porque gran parte de su trabajo la vienen realizando en la zona del Baix Penedès.

Actualmente, en la situación de confinamiento en la que se halla todo el mundo «nos encontramos con la imposibilidad de ayudar de forma presencial hemos decido asumir el reto de que ninguno de los refugios con los que colaboramos tengan problemas de abastecimiento de pienso y es por ello que hemos hecho sendos donativos a las colonias de gatos de SOS Cats de Creixell para que tengan alimento para mínimo un mes y al refugio de Arda ubicado en El Vendrell para que todos sus perros que buscan adopción tengan garantizado el suministro durante este confinamiento. Queremos aportar nuestro granito de arena para que la situación que todos pasamos sea lo más positiva posible», detalla Mateu. También colabora con Proccan en El Vendrell (perros en adopción) y Segundas Oportunidades en L’Arboç.

Es por ello que en estos difíciles momentos «hemos comprado alimento para que puedan pasar el confinamiento, con entre 200 y 300 kilos de pienso por cada una de las protectoras» a las que atendemos.

También pasearlos

Voluntarios Itinerantes no sólo se encarga de buscar dinero para el pienso de los animales, comprarlo y trasladarlo hasta los refugios de perros y gatos. Sus 140 voluntarios se turnan para que en estos tiempos del coronavirus haya grupos que alternen a la hora de sacar a pasear a los animales. Así, hacen salidas semanales de 30 ó 35 personas con este objetivo.

Además, han publicado un manifiesto y una recaudación de firmas para que se sumen el mayor número de protectoras posibles y puedan trasladar al Gobierno las necesidades con las que se están encontrando en este momento.

Para financiarse «lo hacemos a través de cuotas de socio de 10 euros», explica Mateu, que remite también a visitar su web

Temas

Comentarios

Lea También