Más de Costa

Una lancha embarranca en la playa de Altafulla

Una excavadora ha sacado esta mañana del agua una embarcación, que estuvo a la deriva por un posible fallo del motor el domingo por la tarde. 

Jordi Cabré

Whatsapp
Una excavadora saca del agua la lancha embarrancada. FOTO: Cedida

Una excavadora saca del agua la lancha embarrancada. FOTO: Cedida

Una familia de cuatro integrantes (dos de ellos adolescentes) terminaron el domingo a primera hora de la tarde embarrancados en la playa de Altafulla, a la altura del Club Marítim y alrededor de unos 5 metros de la orilla de la playa.

Al parecer, la lancha que tiene su base en el Port de Torredembarra, sufrió un problema de motor, que dejó a la embarcación sin propulsión y navegando a la deriva. La familia que iba en la lancha avisó de los problemas que tenía de motor por radio y de la aparición de una vía de agua que agravaba la situación. Salvamento Marítimo se activó al recibir la emergencia.

La lancha terminó llegando a la costa impulsada por el mismo oleaje y quedó embarrancada a pocos metros de la orilla de la playa de Altafulla. El aviso de la emergencia también llegó a la Policía Local de Altafulla, que se desplazó hasta la zona donde estaba la embarcación.

La familia pudo bajar hasta la orilla sin ningún percance. La presencia de la barca levantó mucha expectación entre los bañistas que estaban en aquellos momentos en la playa.    

Una vez la familia estuvo fuera de la barca, se activó un dispositivo para sacar la motora del agua. La operación no pudo llevarse a cabo el domingo y ha sido esta mañana con la ayuda de una excavadora cuando se sacó del mar para poder llevarla a reparar.

El domingo se intentó con un tractor de la brigada y un vehículo del Club Nàutic. Pero ante el riesgo de que se pudiera dañar más la proa de esta lancha, se decidió amarrarla en la arena y crear un perímetro de seguridad hasta ayer que pudo extraerse del agua.

Mientras se intentaba sacarla del mar el domingo, se notó un fuerte olor a combustible y se miró si había alguna fuga. La lancha de Salvamento Marítimo que acudió a la emergencia dio algunas vueltas cerca de la lancha pero no observó ninguna pérdida de fuel. Posiblemente el olor procedía de la misma avería, pero no hubo ninguna fuga.

Por precaución, la Policía Local y el Servicio de Socorrismo y Vigilancia acordaron izar la bandera roja durante la tarde del domingo en ese tramo de la playa altafullense, evitando que nadie se acercara a la misma.  

Hoy se ha sacado la barca y la playa ha recuperado su aspecto habitual.

Temas

Comentarios

Lea También