Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una mirada alternativa del séptimo arte

El Cineclub de Altafulla celebra su décimo aniversario con una imagen renovada para unir el cine, el municipio y los espectadores

David Montero

Whatsapp
Una de las sesiones celebradas por el Cineclub de Altafulla. FOTO: CEDIDA

Una de las sesiones celebradas por el Cineclub de Altafulla. FOTO: CEDIDA

Ahora hace diez años, se proyectaba en los Cines Les Bruixes de Altafulla la primera película del Cineclub, La Clase. La inquietud cinéfila de unos pocos vecinos de Altafulla despertó la necesidad de hacer llegar al municipio una mirada distinta del cine comercial.

Una vez al mes, el Cineclub proponía en cartelera proyecciones que daban la oportunidad a directores con muchas cosas que decir e historias que contar tan reales como la vida misma.

Tras el cierre del Cine Les Bruixes el año 2014, la entidad se vio obligada a buscar una sala donde continuar con su labor de enriquecer y ampliar la visión del séptimo arte del municipio. Desde ese momento el Teatre Casal La Violeta acoge las proyecciones que se llevan a cabo desde la entidad. Ahora, que el espacio se encuentra cerrado por reformas, las proyecciones realizan en la Sala Teresa Manero.

La entidad está gestionada por la Asociación Cultural Link, una organización sin ánimo de lucro que pretende dinamizar la vida asociativa, cultural, medio ambiental y deportiva de Altafulla. La junta que preside José Manuel Ruiz junto con Lola Galván como vicepresidenta, Javier Fañanás como tesorero, Marta Ventosa como secretaria y Merçè Naval, Ligia Pastori y Guillermo Alonso como vocales, se encarga de gestionar el calendario del Cineclub, incluyendo la búsqueda y selección de las películas. «También nos encargamos de promocionar las películas que vamos a proyectar porque es importante que el público sepa qué es lo que va a ver», destaca José Manuel Ruiz.

La principal actividad que ofrece el Cineclub es la proyección de una película cada tercer viernes de cada mes, abriendo la puerta al ocio y al entretenimiento de los más cinéfilos del municipio. Además, en colaboración con el Ayuntamiento de Altafulla, se involucra en la actividad del pueblo ofreciendo el ‘Cine a la fresca’ durante las noches de verano, así como también proyecciones especiales durante las festividades locales y la época navideña.

El décimo aniversario ha sido posible gracias al trabajo desinteresado y la ilusión demostrada por parte de las personas al frente de la entidad con el único fin de llevar a cabo un proyecto por y para las personas con inquietud cinéfila. Por ello ha querido demostrar la unión existente entre el pueblo, la entidad y el espectador, en el nuevo logotipo del aniversario del Cineclub.

Un nuevo logotipo

La hoja presente en el escudo del Ayuntamiento de Altafulla, representando al pueblo, junto con la imagen de una bobina de cine representando el propio Cineclub, «forman un ojo humano con la intención que el público que viene a ver las sesiones se vea representado», así lo explica José Manuel Ruiz.

Participación en el REC

El Cineclub Altafulla fue de los pioneros en empezar a colaborar con el Festival Internacional de Cinema de Tarragona REC con la proyección de la película Margarita With a Straw en la edición de 2016, dentro de la sección llamada Rec on the road que se lleva cabo días antes de que arranque la nueva edición del festival y en la que se proyectan películas que han aparecido en antiguas ediciones.

En esta ocasión la entidad ha participado con la obra Ruben Brandt, Collector del director esloveno Milorad Krstic. La película mezcla elementos del cine noir con la acción del subgénero del crimen, heist movie. La banda sonora pone el broche a esta animación con impactantes covers de artistas como Radiohead, Britney Spears y Meghan Traynor.

Desde la entidad se sigue trabajando para incorporar novedades con vistas al próximo año, de este modo se pretende recuperar una antigua sección de cine documental e incluir películas de carácter familiar para atraer nuevos espectadores que ocupen el reformado Teatre Casal La Violeta, que se inaugurará en las próximas semanas aunque aún no hay una fecha marcada.

Temas

Comentarios

Lea También