Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vandellòs II lideró las notificaciones de incidentes en nucleares en 2016

Las cinco fueron clasificadas con nivel cero en la Escala INES y registradas durante el segundo semestre del año

Europa Press

Whatsapp
La central nuclear de Vandellòs II notificó el año pasado un total de cinco incidencias. Foto: ANAV

La central nuclear de Vandellòs II notificó el año pasado un total de cinco incidencias. Foto: ANAV

Las instalaciones nucleares españolas comunicaron al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) un total de 22 sucesos notificados, de los que 18 se produjeron en centrales nucleares, en 2016.

Precisamente, entre las centrales atómicas fue Vandellòs II la que lideró las notificaciones al regulador, con cinco de ellas, todas clasificadas con nivel cero en la Escala INES y registradas durante el segundo semestre del año; en el lado opuesto, la central nuclear de Trillo (Guadalajara) no ha comunicado ningún suceso.

La central nuclear de Cofrentes (Valencia) informó de tres sucesos notificados a lo largo del año, igual que la fábrica de combustible de Juzbado (Salamanca).

Las centrales de Almaraz (Cáceres) comunicaron un total de 5 sucesos al CSN, dos de ellos en la unidad 1, otro en la unidad 2 y otros dos que afectaban a las dos, mientras que Ascó I (Tarragona) comunicó dos sucesos y Ascó II, un suceso. De los 22 sucesos, 20 fueron clasificados con un nivel 0 en la Escala INES, lo que indica que no tuvo significación para la seguridad.

Se trata de incidencias por incumplir alguna de sus especificaciones de funcionamiento, por fallos en la operación o deficiencias en los sistemas de seguridad.

La cifra representa un 60% menos que en el ejercicio anterior, cuando se comunicaron un total de 55 incidencias según datos del propio regulador. Además, la instalación nuclear de la fábrica de combustible de Juzbado (Salamanca) comunicó al regulador tres sucesos y en Sevilla se comunicó la sustracción de un equipo con dos fuentes radiactivas de baja actividad el 29 de marzo.

Mientras, desde la Unidad de Bioquímica de la Facultad de Medicina de la Universitat Autònoma de Barcelona se comunicó una contaminación no intencionada en el contenedor de un vial en el laboratorio que obligó al titular a suspender la actividad en la instalación y el CSN requirió medidas para evitar que este suceso se repita. Este suceso fue clasificado como de nivel 1 en la Escala Internacional de Sucesos Notificados, al representar una contaminación no planificada.

Temas

  • COSTA

Lea También