Más de Costa

Vecinos de Coma-ruga piden frenar una nueva urbanización

Son 66 viviendas en una primera fase junto a Masos II

José M. Baselga

Whatsapp
La zona donde se prevé la urbanización.

La zona donde se prevé la urbanización.

Es una zona boscosa que tiñe algo de verde la montaña de Coma-ruga. Pero en esos terrenos junto a la urbanización de Masos II está previsto levantar una promoción de  66 viviendas unifamiliares en una primera fase y que podrán ampliarse hasta otras 94 casas.

Los vecinos de Masos II impulsan una campaña para intentar impedir esa nueva urbanización y conservar la masa de pinos. Recogen firmas en la plataforma Change.org para reclamar que no se talen los árboles ya que consideran que supone «una gran pérdida de biodiversidad».

Pero es complicado frenar la urbanización, Tiene autorización  de Territori de la Generalitat. Los propietarios, Promociones Scipio Modern, presentaron en abril 2013 en los Servicios Territoriales en Tarragona el proyecto para la evaluación ambiental. 

Informe
El informe de Acción y Evaluación Ambiental propuso en mayo de 2013 no someter el Plan parcial a evaluación al considerar que el proyecto no tiene efectos significativos sobre el medio ambiente.

La zona boscosa afectada.

La situación revela la necesidad de una modificación del Plan General que reordene el territorio de El Vendrell y libere espacios que ahora son urbanizables.  El suelo donde se prevén las viviendas está calificado como urbanizable programado en el Plan General. El sector tiene 48.502 m2 y un techo de 15.751 m2, que permite 66 viviendas unifamiliares aisladas y en hilera. 

El uso es prioritariamente residencial, aunque se admite comercial, educativo, sanitario asistencial, sociocultural y deportivo, religioso y de aparcamiento. 3.154  m2 son para equipamientos y 11.403 m2 para zonas verdes.

Hace 20 años
Los vecinos señalan la afectación para parte de la masa boscosa, pero que no está calificada como zona verde, por lo que ha podido hacerse la aprobación inicial de un sector previsto desde hace 20 años y que hace nueve que se tramita. A falta de respuesta del consistorio para tirar adelante el proyecto, los propietarios de subrogaron a la Comissió Territorial de Urbanisme para la tramitación de la aprobación. 

Sólo se hubiese podido frenar la urbanización si en los últimos 20 años hubiese habido una modificación del Plan General que descalificase la zona.  

El Vendrell debe revisar su Plan General.

El plan general de El Vendrell es criticado por algunos partidos políticos y grupos ecologistas que denuncian que excesivamente expansionista.  De hecho, el Ayuntamiento tiene en cartera realizar una revisión del Plan General. El alcalde Kenneth Martínez ya dijo que el objetivo es que ahora el Vendrell crezca «hacia adentro» en lugar de ocupar más suelo.

«Durante décadas hemos tenido un crecimiento urbanístico expansivo y ahora tenemos un municipio como un queso gruyere: hay muchas manchas urbanas pero con vacíos intermedios que dificultan la movilidad y el acceso a esos mismos núcleos de población», señaló en una entrevista al Diari.

Usos
Pero la tramitación de la nueva urbanización llega con el plan general vigente. Pese a ser una zona boscosa, el informe de Territori  señala que «el ámbito no afecta directamente espacios incluidos en el Plan de espacios de interés natural, la red Natura 2000, espacios de interés geológico, humedales, árboles monumentales, áreas de interés faunístico o florístico, ni bosques de utilidad pública». 

Añade que «tampoco se han detectado valores naturales o ecológicos destacables». Considera que el desarrollo del Plan parcial no representa un empeoramiento relevante de la situación actual en relación con la conectividad ecológica.

Sin embargo los vecinos de Masos señalan que acabar con una extensión de zona forestal no es la mejor manera de caminar hacia un municipio sostenible y que apueste por conservar una zona que deberían tener protección por su valor por lo menos paisajístico.
 

Temas

Comentarios

Lea También