Vila-seca conecta sus barrios y activa una movilidad sostenible en autobús

La reivindicación vecinal de un transporte público nació ayer con el objetivo de reducir el coche privado en la ciudad

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: Pere Ferré

FOTO: Pere Ferré

El autobús azul, recién estrenado hoy 1 de julio, se ha puesto en marcha a primera hora de la mañana. Se trata del nuevo servicio de transporte público que el Ayuntamiento de Vila-seca, la Generalitat y la empresa Plana, concesionaria del servicio, han activado en la ciudad con el fin de enlazar los tres núcleos de población (los barrios de La Plana y La Pineda con Vila-seca) de forma permanente a partir de hoy mismo.

El número de pasajeros, aseguraba tanto el alcalde Pere Segura como el responsable de tráfico de la empresa concesionaria, Isidre Quevedo, será anecdótico durante los primeros días en que «los vecinos deben familiarizarse con esta nueva opción de transporte que en pocos minutos se puede llegar a los tres núcleos de población», explicaba el máximo mandatario de la ciudad. 25 minutos es el tiempo de punta a punta y 27 paradas la línea que hará el trayecto más largo.

Sin contratiempos

A pesar de la situación anómala provocada por el Covid-19 durante estos meses de la primavera, «había un compromiso firme con la población para que este año se activara el transporte público en Vila-seca, una de las grandes reivindicaciones del pasado y que estábamos listos para ponerlo en marcha. Por ello no hemos querido retrasar la puesta a punto a pesar de la incertidumbre de las medidas sanitarias que conlleva el coronavirus y hemos activado un transporte sostenible que debe ir calando en la movilidad de la ciudad», explicó Segura.

El alcalde quiso hablar con el conductor y el responsable de la empresa para conocer su opinión de las primeras horas de activarse el servicio. Más de 20 vecinos cogieron el autobús hasta las 11 horas y unos cuantos más el resto de la jornada. Muchos de los usuarios subieron para venir a Vila-seca y realizar gestiones de todo tipo. La mascarilla obligatoria y la tarjeta de transporte (ATM) del Camp de Tarragona fue lo habitual entre los primeros viajeros, si bien se puede pagar el bitllete sencillo en efectivo si se da el caso: 2,05 euros.

Isidre Quevedo apuntaba que «en el día del estreno te esperas recorrer las paradas sin que nadie suba al autobús porque la gente debe ir conociendo el nuevo servicio que pones en marcha. La presencia de viajeros da pie a que la gente empieza a estar informada y pretende utilizar este servicio para moverse por la ciudad». 

El representante de la empresa Plana recordaba ayer que la activación del servicio de autobús cuando se inauguró PortAventura, hace ya 25 años, «empezó muchos días sin viajeros y ahora el autobús es uno de los más utilizados para acceder al parque temático».  

Paciencia

La puesta en marcha del autobús municipal de Vila-seca irá modelando el servicio a medida que se detecten fallos o cuestiones a mejorar. El Ayuntamiento no se fija una fecha para ello, sino una revisión permanente si fuera necesaria. El autobús con 55 plazas y dos para sillas de ruedas cubrirá todo el día los tres núcleos «y aunque tenemos muy claro que será un servicio deficitario y el Ayuntamiento deberá hacer frente a los costes, apostamos por un modelo de movilidad sostenible que poco a poco debe sacar los coches aparcados de la calle y potenciar esta movilidad pública y más ecológica».

Cambrils: el autobús inicia la temporada de verano

El servicio de verano de transporte urbano de Cambrils ha entrado también hoy en funcionamiento, ampliando su servicio para cubrir las necesidades estivales. Las líneas L1 y L2 ofrecerán servicio de lunes a sábado, conectando el núcleo antiguo con el puerto, y el centro con los barrios de Levante y Ponente.

La L1 iniciará su recorrido desde las 6:10 h. hasta las 22:50 h. del anochecer. La L2 variará parcialmente su recorrido, para adaptarse a la demanda de este periodo, dando servicio desde las 7:45 h. hasta las 22:05 h. del anochecer.

Temas

Comentarios

Lea También