Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vila-seca estrena un sistema de limpieza viaria con agua del subsuelo

Los camiones que realizan este servicio se nutren de aguas freáticas tratadas que recogen en un surtidor en la Via Màxima
Whatsapp
El punto de suministro sólo se activa mediante una tarjeta exclusiva del personal autorizado. Foto: Iván Alcalá

El punto de suministro sólo se activa mediante una tarjeta exclusiva del personal autorizado. Foto: Iván Alcalá

Vila-seca ha diseñado un sistema que aprovecha las aguas freáticas del subsuelo para la limpieza viaria de las calles, el riego de las zonas verdes y el mantenimiento del alcantarillado. Provienen de los pozos del municipio y van a parar, mediante tuberías, al depósito ubicado cerca del sector La Canaleta, donde son tratadas. La Mancomunitat de Recursos Hídrics de Vila-seca y Salou se encargó de las obras para conectar estos recursos hídricos.

El consistorio ha instalado un surtidor en la Via Màxima para que los camiones municipales y de las empresas concesionarias de estos servicios llenen sus cisternas. Hasta ahora, realizaban estas tareas con agua potable.

Este punto de carga de agua del subsuelo está automatizado electrónicamente y se nutre de energía solar (tiene una placa y una batería). Sólo el personal autorizado lo puede utilizar. Se activa mediante una tarjeta exclusiva y sin necesidad de manipular elementos hidráulicos. Dispone de un grifo para conectar las mangueras y está equipado con un método de telemedida que facilita la información de consumos en formato gráfico para poder controlarlo.

«Aunque todavía es pronto para dar cifras, con este sistema ahorraremos una importante cantidad de agua potable. Nos hace más sostenibles», afirma Manuela Moya, concejal de Urbanisme i Medi Ambient.

El consumo más elevado corresponde al riego de los espacios verdes municipales. «Somos uno de los municipios de Catalunya con una ratio de zonas verdes por habitante más elevada: 46 metros cuadrados por cada ciudadano. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que sea, al menos, de entre diez y quince metros cuadrados, así que triplicamos este dato», comenta Moya. Esta red de riego excluye el Parc Torre d’en Dolça de La Pineda, que se abastece de agua de la depuradora.

El Ayuntamiento extenderá este sistema a los espacios verdes del Parc Tecnològic i de Serveis l’Alba. «Es un proyecto que tiene un gran recorrido», concluye la concejal.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También