Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Ya saben las demandas. No las vamos a repetir. Pedimos soluciones'

Nueva reunión de la Coordinadora que reclama la gratuidad de la autopista C-32 con la Generalitat

José M. Baselga

Whatsapp
Una de las movilizaciones para reclamar la gratuidad de la autopista C-32 por el Baix Penedès´. Foto: JMB/DT

Una de las movilizaciones para reclamar la gratuidad de la autopista C-32 por el Baix Penedès´. Foto: JMB/DT

La Coordinadora de Calafell que reclama la gratuidad de la autopista C-32 por el Baix Penedès acudirá a la reunión para escuchar propuestas concretas. Será el enésimo encuentro que mantienen con representantes del departamento de Territori de la Generalitat en los últimos años sin que se haya logrado nada.

Las movilizaciones de finales del pasado año cortando la carretera C-31 en Segur de Calafell y en Cunit y los accesos a la autopista para reclamar la gratuidad de la C-32, han tenido como efecto una nueva reunión para debatir sobre la demanda.

Será el 25 de enero a las once de la mañana y con el director general de infraestructuras Xavier Flores. La Coordinadora había pedido una entrevista con el conseller Josep Rull, pero delegó en el secretari del departament Ricard Font y éste a su vez en Flores.

Los miembros de la coordinadora de Calafell destacan que «no vamos a explicar la situación porque la hemos expuesto durante años. Es la misma de siempre. Pedimos que nos den una respuesta a nuestra demanda», señala la representante de la coordinadora Sonia Mirambell.

La reunión será con los ánimos encendidos por parte de la Coordinadora que agrupa a partidos políticos, entidades y sector empresarial ya que desde el 1 de enero el precio del peaje de la autopista C-32 ha subido el 1,36%. La barrera de Vallcarca cuesta ahora 6,68 euros. Por su parte el tramo entre Sitges y El Vendrell cuesta 3,99 euros.

La coordinadora de Calafell, que se ha unido a la de Cubelles considera «una burla» que tras las protestas y los cortes de la C-31 y de los accesos de la C-32 «la respuesta haya sido una nueva subida de los peajes».

Por eso Mirambell destaca que la Generalitat «sabe nuestras demandas. Se las hemos explicado en el Parlament una decena de veces. Se han enviado mociones desde los ayuntamientos, se han hecho propuestas. Más no se puede explicar. Así que vamos a buscar respuestas».

La Coordinadora de Calafell acudirá a la reunión con un nuevo documento. Es el que han firmado todas las fuerzas políticas con representación en el Consell Comarcal del Baix Penedès y que pide a la Generalitat que mejore la C-31 y la gratuidad de la C-32 donde no haya alternativas seguras y suficientes.

El documento lo impulsó el PSC_y tiene el apoyo de todas las fuerzas. Destaca la petición que la principal comunicación litoral por carretera (AP-7, AP-2 y C-32) es de pago, lo que supone una traba para la instalación de empresas.

Temas

  • COSTA

Lea También