Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Aquopolis cierra el delfinario de La Pineda y envía a sus nueve cetáceos al sur de China

El parque acuático pone fin a 21 años de espectáculos con animales y anuncia que se centra solo con las atracciones. Abre sus puertas el próximo 1 de junio, ya sin restricciones

| Actualizado a 22 mayo 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

El parque acuático de La Pineda, Aquopolis, cerró este viernes una etapa de dos décadas. Su delfinario, uno de los atractivos diferenciales de otros parques de la Costa Daurada y de Catalunya, ha cerrado definitivamente. «La compañía tenía en mente desde hacía tiempo dedicar todos sus esfuerzos al entretenimiento familiar sin animales, pero antes de poder cerrar el delfinario debíamos encontrar un hogar con plenas garantías para nuestros delfines», explica el director del parque acuático de La Pineda, Josep M. Claver.

La operación se llevó con el máximo sigilo y sin querer convertirse en un foco mediático. Hasta tal punto fue el intento de discreción que se prohibió a los participantes en el operativo utilizar teléfonos móviles para grabar vídeos o fotos del momento.

Los nueve delfines que estaban en el parque de La Pineda han viajado este fin de semana hasta la isla de Hainan, la provincia más austral de China, y que desde diciembre de 2021 cuenta con un parque acuático y un oceanográfico de dimensiones gigantescas: Ocean Paradise.

Los nueve cetáceos que vivian en La Pineda fueron trasladados por carretera (un camión de gran tonelaje) hasta el aeropuerto del Prat y de allí viajaron en avión hasta su nuevo destino: cerca de 10.150 kilómetros de recorrido. «Estuvimos analizando las diferentes opciones para buscar el mejor hogar y los mejores cuidadores para estos cetáceos. Además, buscábamos un lugar donde estuvieran los nueve juntos y mantener ‘la familia’ unida», argumenta Claver.

El parque chino cuenta con la última tecnología y tiene espacio suficiente para albergar a esta familia que ya está acostumbrada a vivir en piscinas. Son animales que nacieron en cautividad, en La Pineda o en otros parques de la firma Aquopolis asentados en España y por tanto, la adaptación será aparentemente fácil una vez superado el jetlag.

Una treintena de personas se encargaron desde el viernes por la mañana hasta la salida del avión, el mismo día por la noche, a que todo estuviera en perfectas condiciones para el traslado de delfines, que viajaron en tanques especializados y sin necesidad de sedarlos. Una vez aterrizaron en Hainan, se trasladaron por carretera a su nuevo hogar. Y siempre con personal especializado a su lado: veterinarios, cuidadores...

Fin de una etapa

La marcha de los delfines de La Pineda supone un punto y aparte para el parque acuático de este núcleo turístico de Vila-seca. El complejo abrió en 1987 y el delfinario en 2001. Desde entonces, la presencia de cetáceos fue un complemento ideal para las familias que veraneaban en la Costa Daurada. El cuidado de estos animales llegó incluso a tener momentos especiales como el nacimiento de crías en las propias instalaciones de La Pineda.

Los animales viajaron en avión el viernes hasta el parque Ocean Paradise, en la isla de Hainan

En 2019 las corrientes de pensamiento de algunos grupos de animalistas empezaron a protestar sobre las condiciones de salud y de espacio para estos cetáceos. La ONG Nova Eucària intentó primero mediante una moción en el Ayuntamiento forzar el cierre del parque y liberar a estos mamíferos en cautividad, una idea que los expertos auguraban arriesgada por la falta de aclimatación en un espacio (mar abierto) totalmente desconocido para ellos.

La moción municipal no prosperó, pero la entidad persistió y llegó al Parlament de Catalunya, donde todos los partidos escucharon la propuesta y se posicionaron a hacer una proposición de ley que prohibiera que los cetáceos vivieran en cautividad.

Claver reitera que esta presión de entidades animalistas (hubo protestas hace unos años en las puertas del parque acuático) no ha tenido nada que ver con la decisión del grupo Aquopolis, que ya estaba sobre la mesa en esta nueva etapa apostar por una oferta de ocio sin animales.

La marcha de estos nueve delfines también supone que ninguno de los cinco parques Aquopolis de España (Madrid, Alicante, Huelva y Valencia) ya no tiene animales. En el parque de La Pineda ya trasladó hace unos cinco años a los leones marinos.

Claver admite que deberá plantearse un nuevo uso para el espacio del delfinario y de momento quedará cerrado hasta que se encuentra la propuesta ideal. El miércoles 1 de junio se estrena la temporada sin restricciones.

Comentarios
Multimedia Diari