Cunit creará 2.012 plazas de aparcamiento de pago en las playas

El Ayuntamiento defiende la necesidad de rotación para que haya espacio asegurado

| Actualizado a 15 enero 2022 07:45
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Noticias relacionadas:

- El riesgo de llamarla zona naranja

 

Cunit tendrá zona de pago para aparcar en las calles de la zona de playa. Ahora no hay en el municipio pero el Ayuntamiento la defiende para «poner orden en la movilidad y estacionamiento».

Considera el incremento del parque de vehículos al que se une la afluencia de visitantes, lo que supone una presión en la franja marítima, donde ahora puede estacionarse sin pagar.

La implantación también busca que los visitantes de día contribuyan a las arcas municipales ya que el Ayuntamiento señala que hacen gasto de agua de las playas y de otros servicios municipales. Pero también pagarán los empadronados y los propietarios de segundas residencias.

La medida levanta quejas en algunos sectores. Ahora debe redactarse el reglamento de funcionamiento y precios de la zona de pago que en Cunit denominarán naranja para evitar el nombre de azul como si con el cambio de color el objetivo fuese diferente.

En playas

Las calles serán las de la playa por debajo de la vía del tren y desde el límite con Segur de Calafell al de Cubelles. Funcionará de 9.00 a 21.00. Estará activa en Semana Santa y desde Viernes Santo al 15 de junio todos los fines de semana y festivos y cada día desde el 16 de junio al 15 de septiembre.

Son 2.012 plazas en la vía pública que pasan a ser de pago.  Se va a diferenciar entre residentes (distinguiendo a empadronados en la zona o en el resto del municipio) y no residentes.

Los precios deberán determinarse. El alcalde Jaume Casañas explica que los precios que se apliquen deben garantizar la sostenibilidad del servicio. «Debíamos solucionar un problema y hemos creado un servicio que debe ser sostenible». Sobre la posibilidad de que no paguen los empadronados apunta a que tendrán descuentos.  Los empadronados, además de estarlo como personas físicas, también deben tener el vehículo tributando en el municipio. 

La prioridad

¿Y las segundas residencias que también pagan impuestos? Casañas dice que la prioridad son los empadronados. Cualquier otra medida pasa por la sostenibilidad del servicio. Debe detallarse el funcionamiento, pero no se descarta que puedan haber abonos para 15 días o un mes. Las personas con discapacidad podrán aparcar sin obtener tíquet.

La gestión la llevará una empresa externa mediante concesión. El Ayuntamiento ingresará las tasas del usuario y la operativa y recaudación irá a cargo de la concesionaria.

La ordenanza contempla la retirada por la grúa de un vehículo sin tíquet o que sobrepase el triple del tiempo abonado, una posibilidad que prevé la Ley desde 2009 por una enmienda que presentó el PSOE en el Senado.

Piden que sea gratuito

Grupos como el de ERC, en la oposición, reclaman que para los residentes en la zona el servicio debe ser gratuito y pide que los residentes en el resto del municipio puedan escoger entre abono por temporada o pago reducido diario. También considera que los propietarios de segundas residencias deberían tener descuentos.

El Ayuntamiento ha abierto un plazo para que los vecinos puedan realizar aportaciones y reclamaciones hasta el 22 de febrero.

El riesgo de llamarla zona naranja

Comentarios
Multimedia Diari