Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    La desalinizadora Cunit-Cubelles necesitará de un depósito en Calafell

    La Generalitat califica de urgente la obra, que tendrá un coste de 187 millones de euros y ya tiene proyecto

    03 junio 2023 13:16 | Actualizado a 03 junio 2023 13:18
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Con la urgencia climática y la sequía actual, se espera que episodios como el actual sean recurrentes, y se han reactivado proyectos para intentar garantizar el suministro de agua.

    Las plantas desalinizadoras son una de las apuestas y la Generalitat ya ha iniciado los trámites para la que habrá en la frontera entre Cunit y Cubelles y que también extenderá sus equipos a Calafell, donde habrá un nuevo depósito.

    Una desalinizadora ya se proyectó en 2006 ante la necesidad de adoptar medidas excepcionales y de emergencia para el uso de recursos hídricos. Se argumentó como una actuación prioritaria y hubo un primer proyecto en 2008, pero el proyecto quedó parado.

    Situación diferente

    Ahora se ha redactado un nuevo proyecto y estudio de impacto ambiental, además de analizar los cambios en la dinámica litoral, muy diferentes a los de entonces.

    La planta diseñada ahora tiene una capacidad para producir 20 hm3 al año (60.000 m3 al día) en una primera fase y llegar a los 30 hm3 (90.000 m3/día) en una segunda. Desde la playa estará pasada la línea de tren y también de la autopista C-32, por lo que las canalizaciones de captación de agua y de devolver la salmuera al mar pasarán bajo estas infraestructuras.

    Los terrenos escogidos son para alejarse de núcleos de población pero cercanos a la zona de captación del mar. La parcela seleccionada en Cunit es por estar equidistante de las redes la Consorci d’Aigües de Tarragona (CAT) y de Aigües Ter Llobregat (ATLL) ya que la planta podrá suministrar en ambas direcciones.

    La desalinizadora está proyectada donde estaban los antiguos depósitos de gasóleo de la antigua central térmica por lo que en esos terrenos ya había un actividad industrial.

    La planta como tal estará en el término de Cubelles pero necesita desplegar necesarias infraestructuras en Cunit y que llegarán a Calafell. La longitud de las canalizaciones desde el depósito de agua hasta las canalizaciones es de 3,5 kilómetros, de los que 3 corresponden a tramo marino. De estos 1.700 metros desde la playa irán en un zanja y los últimos 1.300 metros en la superficie marina.

    Los depósitos

    Tanto la captación como el vertido de salmueras no debe afectar a lo que finalmente se decida para el futuro del puerto de la antigua térmica, pendiente de si se desmantela parcial o totalmente. No puede captar en la toma de agua del puerto por la turbidez del agua en ese punto

    Las conducciones de impulsión a las redes de la CAT y la ATLL no forman parte del proyecto básico de la planta pero proponen trazados que tendrán un primer punto de liberación en un futuro depósito de Segur de Calafell y otro final en el de Baronia de Mar, en Bellvei, a 9 kilómetros. El objetivo es que pueda bombearse el 100% del caudal de producción.

    El coste de la planta está calculado en unos 187 millones. El estudio del impacto ambiental señala que el conjunto es las distintas fases del proyecto es compatible siempre que se tomen las medidas correctoras contempladas.

    Comentarios
    Multimedia Diari