Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Vila-seca retoma las obras del local de Serveis Socials tras siete meses paralizadas

La quiebra de la anterior constructora frenó el proyecto y ahora se trabaja para que el equipamiento esté listo en otoño

| Actualizado a 13 julio 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Hace unos días se reanudaron las obras para adecuar el local de la calle Major de Vila-seca que debe convertirse en la nueva sede de Serveis Socials —el departamento se llama actualmente Drets Socials e incluirá también los servicios municipales de empleo—, una vez que la gestión de esta área ha pasado del Consell Comarcal a manos municipales. La fallida de la constructora que llevaba a cabo las obras dejó la reforma a medias hace unos siete meses y, ahora, tras una cesión de la concesión entre empresas, se han retomado los trabajos con el objetivo de que puedan estar listos el próximo mes de octubre.

El Ayuntamiento de Vila-seca concedió en abril de 2021 las obras de adecuación del local a la empresa Construcciones Peña Mateos SL, con un coste de 404.000 euros. El contrato se formalizó en mayo y la constructora, con sede en Barcelona, arrancó los trabajos con buen ritmo y el objetivo era poder contar con el nuevo equipamiento listo antes de que acabara el 2021. Sin embargo, antes de Navidades la compañía hizo fallida y el proyecto quedó paralizado.

A lo largo de estos meses, Construcciones Peña Mateos ha llevado a cabo una cesión de contrato a una segunda empresa, un instrumento legal que ya prevé la Ley de Contratos del Sector Público cuando las obras están ejecutadas en más de un 20%. De este modo, la encargada de los trabajo será finalmente la constructora local Garcia Riera, que también había optado en su momento a la concesión pero había quedado en quinto lugar en el concurso público. Ahora, la empresa vilasecana asumirá las obras del proyecto con las mismas condiciones que había contratado inicialmente el consistorio, que únicamente ha tenido que dar su visto bueno y supervisar la operación. El plazo de ejecución para los trabajos que quedan por ejecutar es de unos tres meses.

«Son cosas que pasan en épocas de crisis y la pandemia ha provocado problemas en muchas empresas como ha pasado en este caso», explica Xavier Farriol, concejal de Planificación de Vila-seca, que destaca la solvencia de la nueva constructora responsable de la adecuación y detalla que «las obras estaban avanzadas, pero todavía queda trabajo y viene el mes de agosto, por lo que estarán trabajando hasta finales de septiembre».

El local que albergará Serveis Socials, con una superficie de 470 metros cuadrados, forma parte de una edificación de nueva planta en pleno Centre Històric. Ubicado entre los números 12 y 16 de la calle Major, el equipamiento ocupará todos los bajos del inmueble, con acceso al público desde la calle Major y una entrada para trabajadores que se habilitará en la parte posterior, en la calle Patró.

El futuro equipamiento

El espacio se distribuirá en tres franjas diferenciadas. En una franja central se ubicará la mesa de recepción, que contará con sala de espera, y una sala de reuniones. En los laterales se dividirá el espacio en diferentes despachos; seis para la atención a la ciudadanía, otros tres de dirección y uno para la concejal del área, además de construir tres lavabos, un archivo y un almacén. En el fondo del local se adecuarán las zonas para el personal, con una sala diáfana de trabajo y un office que tendrán acceso privativo a través de la segunda entrada al local.

En paralelo a las obras de reforma, el Ayuntamiento ya cerró hace unos meses la compra del mobiliario para equipar Serveis Socials, en un paquete que se licitó para el suministro y la colocación del mobiliario de esta oficina y de la nueva OAC, que se puso en marcha hace un par de meses. En este caso, la adquisición de todo el material ha supuesto una inversión de unos 43.000 euros.

Una vez se haya abierto al público el futuro equipamiento, en otoño si no hay más contratiempos, se procederá al traslado de los empleados de Serveis Socials, que actualmente trabajan en el local situado en la avenida Verge de Montserrat, y los de Ocupació, que liberarán nuevos espacios en el edificio del Ayuntamiento.

Dos años desde que la gestión pasó a manos municipales

En julio de 2020, el pleno de Vila-seca aprobaba por unanimidad la municipalización de la gestión de los servicios sociales de la localidad, unas competencias que hasta entonces se encontraban en manos del Consell Comarcal del Tarragonès. Desde ese momento, la financiación debe asumirse de forma compartida con la Generalitat de Catalunya, a través de un contrato programa que no acaba de llegar y que el ayuntamiento lleva reivindicando todo esto tiempo incluso en los tribunales. Para este 2022, Serveis Social cuenta con una partida de 2,85 millones de euros en los presupuestos municipales, una de las áreas de mayor gasto para el consistorio.

Comentarios
Multimedia Diari