Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Solo Coma-ruga y La Ràpita apuestan por acoger el Imserso este otoño

El resto de hoteles inscritos en el Programa de Turismo Social (otros nueve) lo harán en la segunda fase, en marzo

| Actualizado a 02 octubre 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

232 hoteles de toda España acogerán la campaña del Imserso del 2022-23. De la demarcación, solo dos de ellos, según han confirmado fuentes de la Associació Hotelera Costa Daurada i Terres de l’Ebre, lo harán este otoño. Se trata del Hotel La Ràpita (4 estrellas), ubicado en La Ràpita, y del Hotel Natura Park (4 estrellas) de Coma-ruga. Serán los dos únicos establecimientos hoteleros de la provincia que aparecen inscritos en las solicitudes de este programa de viajes para la tercera edad en esta época del año.

Otra cosa será la época de primavera, cuando a ellos se les sumen otros nueve hoteles de la demarcación, de Salou y Cambrils, respectivamente. Será entonces cuando se les unan el Best Cambrils (4 estrellas), Best Da Vinci de Salou (4 estrellas), Best Los Ángeles de Salou (4 estrellas), Best San Diego de Salou (4 estrellas), Calypso de Salou (4 estrellas), Best Mediterráneo de Salou (3 estrellas), HTOP Molinos Park de Salou (3 estrellas), Med Playa Pirámide de Salou (4 estrellas) y el Oasis Park de Salou (4 estrellas).

De esta manera, la provincia contará con 11 de los 21 hoteles que entran en liza en Catalunya para las vacaciones del Imserso de esta temporada. Cabe recordar que en 2017 fueron entonces 17 hoteles tarraconenses los que concentraron la demanda del Programa de Turismo Social.

Como explica Albert Savé, presidente de la Associació Hotelera Costa Daurada i Terres de l’Ebre, «cada vez los márgenes son más estrechos» en referencia a los costes y la oferta para el Imserso. Y recuerda que «la circunstancia de donde venimos es lo que ha llevado a muchos hoteles (especialmente de fuera de la Costa Daurada) a aceptar la condiciones del Imserso». Unas condiciones en las que se pagan 22,70€/día para hoteles de 3 estrellas y 24,50€/día para los de 4. «De esta manera, el Gobierno hace de touroperador muy agresivo», remarca Savé, quien incide en que «estamos llegando al límite. De hecho hemos multiplicado los gastos por 200 en lo referente a la luz, a lo que hay que añadir suministros y varios. Todo se está encareciendo y el Gobierno, sin embargo, quiere seguir pagando lo mismo por un servicio que es más caro». Ese servicio al que se refiere incluye el alojamiento, las tres comidas, la animación y el servicio médico con que deben contar los establecimientos hoteleros de 4 estrellas.

Es por eso que entiende que, a este ritmo y bajo las mismas circunstancias, «igual el próximo año (2023-2024) son menos los hoteles que entran dentro del programa». Como la mayoría de hoteleros no solo de la demarcación sino también del resto del Estado, Savé mantiene que el Programa de Turismo Social «está desfasado en precios». Entonces, ¿porqué algunos de estos hoteles deciden abrir? La explicación parece lógica: «a algunos hoteles abrir en esta época del año les sirve como anzuelo, para llenar más el hotel y de cara a futuras visitas de esos mismo clientes. Tener el hotel abierto, en varios casos, significa tener también trabajando a la plantilla del establecimiento».

Un Imserso europeo

Savé lanza un par de mensajes más. Por un lado, «hay comunidades, como la valenciana, que ofrecen subvenciones a los hoteles que abran. Hay está el ejemplo de Benidorm. Con incentivos por cada plaza que acojan».

La otra idea podría trabajarse en un futuro. «Se trataría de crear un Imserso para la Unión Europeo, donde creo que saldríamos beneficiados dado que tenemos un gran número de plazas hoteleras y una excelente climatología todo el año que también serviría como atractivo para los visitantes mayores, que cuentan además con un mayor poder adquisitivo».

Cabe apuntar que, aunque ha bajado el número de hoteles en general que optan a acoger el Imserso, se mantiene el número de plazas ofrecidas en este plan para la tercera edad.

El comercio, afectado

Pero si la afectación sobre los hoteleros es notable, muchos de los establecimientos comerciales de la zona también han sufrido la disminución o ausencia de este tipo de turismo, especialmente en épocas del año donde se refleja en las ventas.

Por ejemplo, Silvia Manjón, de la tienda de ropa Melé en Salou, señala que «siempre nos ha ido bien que vengan excursiones o viajes de gente mayor porque es un cliente que acaba comprando no solo para ellos sino también para nietos, hijos, amigos... Vienen dispuestos a gastar. Y más ahora si cabe después de estar casi dos años sin la posibilidad de hacer estos viajes». Silvia pone de ejemplo el año 2019, «cuando fue muy bien. Fue justo antes de la pandemia del Covid. En esta pasada Semana Santa ya hemos visto la prueba de ello. Con el programa del Imserso ha venido gente mayor con ganas de salir y gastar. Nos fue muy bien. Este septiembre hemos tenido todavía bastante turista extranjero». Y dadas las circunstancias que se presentan para este otoño, entiende que «estaría bien que alguna administración potenciara la llegada del turismo del Imserso en estos meses. ¿Porqué la gente mayor decide ir entonces a Baleares, Valencia...? Algo tendrán que muchos hoteles están abiertos en otoño e invierno».

También cree que «es una pena que los hoteles de Salou y Cambrils no abran en esta fase del Imserso. Entiendo que todos deberíamos salir ganando».

Ese mismo lamento expresa Vicky Ávila, de El Barquito de Papel en la céntrica calle Barcelona de Salou: «Es una lástima que no vengan del Imserso este otoño a Salou. Del Imserso siempre tendrá palabras positivas, porque me alegra el negocio en meses difíciles, cuando bajan las ventas. Realmente, como digo, es una bocanada de aire fresco en mi caso. Creo que es una mala noticia que este otoño, ya sin los grandes problemas del Covid, nos quedemos sin Imserso, porque ellos nos daban mucha vida», y coincide en que «la gente mayor gasta, porque tienen sus casas pagadas y cobran una jubilación que está asegurada mes a mes. Llevamos tres años malos con el Imserso».

Marilly Parra regenta la tienda de ropa infantil Quky en la calle Barcelona. «2019 fue el último año bueno del Imserso. Las expectativas tienen que mejorar porque llevamos una mala racha del Imserso, que es mi cliente favorito. A los abuelos les gusta gastar pensando en sus nietos... y en los nietos de sus amigos».

Comentarios
Multimedia Diari