Más de Cultura

Cultura Literatura

‘Bienvenidos a Maddom’, el universo terrorífico de Sergi Aparici

Es la primera novela del tarraconense, también líder y compositor de la banda de Metal alternativo, Sam Scares.

Gloria Aznar

Whatsapp
Sergi Aparici. Foto: Pere Ferré

Sergi Aparici. Foto: Pere Ferré

La primera parte de toda redistribución es la destrucción: el mutilar, arrancar, separar cada una de las partes que forman a ese ser en su totalidad. Bajo esta premisa arranca Bienvenidos a Maddom, la primera novela del compositor tarraconense y líder de la banda de Metal alternativo Sam Scares.

«Hace mucho tiempo que quería escribir algo y tenía muchas ideas en la cabeza. Entonces, lo que hice fue lanzarlas. Destruirlo todo para después volver a construir y  poder crear el universo que quiero», explica el autor. Y el universo no es otro que una historia de terror en la que Maddom es el mayor centro penitenciario y psiquiátrico del mundo, con una salvedad. Sus muros han caído, dejando en libertad a criminales, dementes y seres monstruosos.

La historia gira sobre un manicomio-prisión del que huyen sus inquietantes usuarios.

El terror es la esencia de Sergi Aparici, tanto en la literatura como en la música. En este sentido señala que a la hora de crear intenta ponerse en la piel de los demás, entrar en sus miedos. «Hay que entender la mente de un loco para poder ver a través de sus ojos. Siempre pienso en ello cuando estoy construyendo las pesadillas o los delirios que aparecen en el libro», cuenta.

Para hilvanar la historia, Sergi Aparici echa mano de elementos clásicos como la muñeca, las arañas o la figura del sádico para después darles la vuelta. Mientras, el horror del que habla es cotidiano, que puede atrapar a cualquiera en sus más diversas formas. «Es lo que me atrae del terror psicológico. Es mental. Evidentemente si viene alguien con una pistola pues te va a dar miedo, pero a lo mejor hay otra cosa que para una persona es una tontería y para otra, algo terrorífico».

No obstante, a la pregunta de cuáles son sus miedos, el autor de Bienvenidos a Maddom no lo tiene claro. «Me lo he preguntado muchas veces y no lo sé», dice. 

Por contra, sus personajes sí viven el pánico. Así, en la trama, al llegar a la ciudad donde se ubica el sanatorio, Tony se encuentra con un infierno en el que el caos se ha adueñado de la situación con gente que huye despavorida. La sangre mana y el fuego arde en las calles. Justamente Tony se unirá a un grupo de desconocidos que intenta escapar, iniciando así una aventura con final incierto.

Sin embargo, en el trasfondo del delirio se encuentra una crítica al sistema en el que opera, sin piedad, una organización secreta. «Todo está controlado por gente muy poderosa y en los diálogos incluyo opiniones que son la voz de uno de los personajes. Es un punto de crítica que le da más profundidad a la historia» relata Sergi, quien revela que tiene como referentes a los clásicos Edgar Allan Poe o Lovecraft. «Sobre todo Poe. Es el maestro del terror psicológico. Él lo creó y además, en pocas páginas incluía muchas cosas, poesía y dobles sentidos».

Sergi Aparici, Marc Bernad, Ivan Flores y Alejandro García son Sam Scares. Foto: Eva M. Garcia

Relación simbiótica
En otro orden de cosas, cuatro son los componentes de la banda en lengua inglesa Sam Scares, de la que Sergi Aparici es vocalista y compositor. Junto a él Marc Bernad (guitarra); Ivan Flores (bajo) y Alejandro García (batería). Y si bien es independiente de Bienvenidos a Maddom, su relación es patente. De hecho, la novela es el resultado más o menos directo de las composiciones de Aparici.

«Cuando escribo para el grupo también creo historias de terror, profundas. Ocurrió que había algunas más largas que no se podían contar solo en una canción, por lo que decidí plasmarlas de otra manera. Empecé a escribir cuentos y finalmente me arriesgué a unificarlo todo», comenta. Un ejemplo es The Falling Man, el último disco. «Es conceptual, lo que quiere decir que todas las canciones están relacionadas. Es como si fuera un libro y cada tema, un capítulo».

En cualquier caso, los seguidores de Sam Scare que se adentren en el universo de Maddom descubrirán guiños a algunos personajes. «Si conoces las historias, una cosa puede llevar a la otra, aunque no es imprescindible haberlas oído», concluye Sergi.

Y mientras la música no para, Aparici ya se encuentra inmerso en la segunda parte de la novela.

https://open.spotify.com/album/3NjRpaAo4QEpPA71uJLPmY?si=b224xiGeT3yWqdUkUv-4_A&dl_branch=1

Temas

Comentarios

Lea También