Más de Cultura

El Mediterráneo, un mar de inspiración

Tarragona. El Refugi 1 del Moll de Costa acoge una muestra colectiva de 16 artistas de diferentes disciplinas

Sílvia Fornós

Whatsapp
El artista Toni Ramírez firma la pintura ‘Océana’. Foto: Pere Ferré

El artista Toni Ramírez firma la pintura ‘Océana’. Foto: Pere Ferré

Dieciséis artistas se han embarcado en la Mostra col·lectiva d’art del Mediterrani català, una exposición que encadena un total de 130 obras –entre pinturas, esculturas y cerámica, así como fotografía e instalaciones audiovisuales– cuya fuente de inspiración es la franja catalana del mar Mediterráneo. «Los artistas de la franja del mediterráneo catalán tenemos una relación muy especial con el mar y el sol. El clima se ve reflejado en la luz de las obras, los colores vivos y un profundo respecto por la naturaleza, la cultura, sus fiestas y tradiciones», explica Toni Ramírez, presidente de la Associació Reusenca d’Artistes (ARA), entidad que impulsa la muestra que se puede visitar en el Refugi 1 del Moll de Costa de Tarragona hasta el próximo 6 de junio. El horario es de martes a sábado de 10 a 13 horas y de 17 a 20 horas, y los domingos y festivos de 11 a 14 horas.

Los artistas invitados son: Aenneennea, Fina Alonso, Morgana Àvila, Marta Baceiredo, Ana María del Río, Juan Carlos Juárez, Juan Marín, Paula Martín, Arantxa Nova, Sonja Peeters, Noel Prado, Adela Ramírez, Toni Ramírez, Antonio Rubio, Lluís S. Abelló y Rosa Virgili. Al respecto, Toni Ramírez explica que «además de socios de la Associació Reusenca d’Artistes, en la exposición también colaboran ex compañeros de la Escola d’Art y miembros de Col·lectiu Fotogràfic Foto Ítaca de Vilanova i la Geltrú, ya que a todos nos une el lazo cultural que representa el mar Mediterráneo».

Artísticamente, la Mostra col·lectiva d’art del Mediterrani català da voz a dos generaciones de creadores. «Por un lado, los seniors representan la tradición, mientras que los artistas con un perfil más joven reivindican problemas actuales como la contaminación del mar, la acumulación de residuos plásticos, etc.», afirma Toni Ramírez.

3. Montse Adan, directora de Port-Ciutat del Port de TGN; Toni Ramírez; Neus Pàmies, directora del Centre d’Estudis Marítims i d’Activitats del Port; y Miquel Pujol, técnico CEMAPT en el Port-Ciutat y SAC. FOTO: Cedida

Crítica social

Aleteig es la obra que presenta la tarraconense Marta Baceiredo. «La intención es impactar y concienciar a la sociedad del sufrimiento al que se somete a los tiburones cuando se les cortan las aletas para comercializarlas, ya sea para hacer una sopa o extracto de cartílago», explica la artista, quien añade que «esta problemática, y otras relacionadas con el mar Mediterráneo, son una batalla que nos afecta a todos». Así, Aleteig es una instalación que consta de tres partes. «Por un lado, se puede ver el retrato de un tiburón de la especie Marrajo. Acompañando la pieza, hay un vídeo creado a partir de fragmentos extraídos del reportaje documental Sharkwater: The Truth Will Surface y también otros fragmentos en los que se escucha la respiración del pez. Por último, encontramos el extracto de cartílago de tiburón que se comercializa de forma fraudulenta», detalla Marta Baceiredo.

Por su parte, la obra Caos de la artista reusense Fina Alonso advierte de la problemática que supone verter residuos al Mediterráneo. «Me inspiré en nuestro mar y las consecuencias que conlleva echar todo tipo de basura. La obra es una sinopsis de la sensación de caos que sufren las especies marítimas que se ven atrapadas por los plásticos», afirma la artista quien advierte que «estamos convirtiendo el mar en el más grande contenedor de basura del mundo». En este sentido, Fina Alonso defiende que «la pintura, más allá de ser contemplativa, también tiene la capacidad de provocar y despertar la conciencia crítica».

La muestra reúne pinturas, esculturas, cerámica, fotografías e instalaciones audiovisuales. Foto: Pere Ferré

Para interrelacionar la obra con el público ha creado un puzzle con fotografías de la basura que se encuentra en nuestras playas. «Propongo que el público interrelacione con la acción de coger las piezas que hay dentro de la pecera y monte una fotografía, dando testimonio de un hecho deplorable y muy frecuente, a la vez que se toma conciencia de la problemática», asegura la artista reusense.

Por su parte, la fotógrafa Adela Ramírez (Vilanova i la Geltrú) se ha inspirado en la fachada marítima de la localidad y su relación con el mar. Así, a través de su objetivo ha retratado instantes como la puesta de sol porque –dice– «es un momento muy íntimo, de recogimiento, de reflexión, en el que hacemos balance del día, y que me transmite calidez». Así, Pasífae observa el mar de Vilanova i la Geltrú es una de las fotografías que se puede ver en la exposición y de la que Adela Ramírez destaca que «la Pasífae es una escultura obra de Oscar Estruga y que está muy relacionada con el mar Mediterráneo. Y como identificativa de esta relación quería retratarla». La fotógrafa, que confiesa ser «muy fan del mar», destaca la fotografía como «técnica para captar momentos inolvidables y expresar emociones».

En esta misma línea, de las obras que tiene expuestas, Toni Ramírez destaca Océana, una pintura que representa «a una joven de dimensiones desproporcionadas nadando junto a dos ballenas».

«La pintura es el reflejo del poder de autosuperación que tenemos, y de lo grandes que somos, como seres humanos y de nuestra fortaleza interna, pese a nuestra apariencia de fragilidad». Por ello, el artista rompe una lanza a favor «de la mirada crítica del arte más allá de la estética».

Temas

  • arte
  • exposición
  • moll de costa
  • refugi 1

Comentarios

Lea También