Más de Cultura

Nu Díaz: «El mundo mineral es el que sostiene el planeta»

Ulldecona. La artista Nu Díaz presenta la exposición ‘Lo que nos dicen las piedras’

Sílvia Fornós

Whatsapp
Imagen de la artista multidisciplinar Nu Díaz. Foto: Cedida

Imagen de la artista multidisciplinar Nu Díaz. Foto: Cedida

Escuchar y observar más allá de lo que ven nuestros ojos. La artista multidisciplinar Nu Díaz (León, 1964) presenta en el Molí de Cèsar Martinell, actual Oficina de Turisme de Ulldecona, la exposición Lo que nos dicen las piedras, un conjunto escultórico de gran formato –que se podrá visitar hasta el próximo 14 de febrero de 2021 de manera libre o, semanalmente, con visitas guiadas de la mano de la misma artista–, en el que la creadora muestra su fascinación por las diferentes formas, edades, estados e identidades de las piedras con las que trabaja desde hace años, realizando un proceso de investigación artística, surgido de su pasión por este material geológico.

«Aunque Lo que nos dicen las piedras tiene su origen en el Museo de la Ciudad de Benicarló (Mucbe), cuando cree la exposición lo hice pensando en que viajase por diferentes lugares y que en cada uno de ellos tuviera su propio carácter, es decir, que el territorio mandase sobre la obra», explica la artista, quien destaca el poder de sugestión de los espacios a la hora de buscar la inspiración. «En el caso de Ulldecona, el Molí de Cèsar Martinell me fascinó y me inspiró alrededor de los olivos y de la cultura del aceite, así como la propia riqueza natural y paisajística del territorio», asegura Nu Díaz.

Imagen de la exposición 'Lo que dicen las piedras'. FOTO: JOAN REVILLAS

Por ello, la artista dice que «la exposición –además de reunir parte de las piezas de la muestra original– está conformada por una obra específica que conforma la Comunidad del Olivo, que es una creación única dividida en 361 olivos de piedra cuyas dimensiones son 19x19 cm, ya que los números 1 y 9 representan el inicio y el final de las cosas». 

Al mismo tiempo, sigue explicando la creadora, «una pintura inspirada en la sierra del Montsià resguarda los olivos en alegoría a todo el territorio». «Cada espacio nos cuenta historias; el Molí de Ulldecona es un icono del territorio que representa la antropología y la naturaleza de este lugar. Así, está exposición, más allá de expresar lo que dicen las piedras, también honra este lugar y se integra con su historia. Las piedras hablan de olivos y de montañas que emergen en medio del territorio como una fortaleza», describe la artista en el catálogo de la muestra. 

La Comunidad del Olivo, que es una creación única dividida en 361 olivos de piedra cuyas dimensiones son 19x19 cm. FOTO: JOAN REVILLAS

Asimismo, la exposición incluye una obra escultórica realizada con piedras cedidas por la cantera Cenia Stone – IMMAR de Ulldecona. «Cuando me planteé la muestra, enseguida pensé en la cantera y como podía transmitir la historia de las piedras y su organización, así como su geometría cuadrada», explica Nu Díaz. La artista detalla que «este conjunto escultórico habla de la identidad de las personas por grupos, es decir, de cómo los seres humanos nos agrupamos por identidades y cómo, a la vez, pertenecemos a una unidad, pero manteniendo nuestra individualidad. Las piedras sombra, las piedras hielo, las piedras laberinto y las piedras bosque son grupos de piedras iguales que están unas al lado de las otras conviviendo y perteneciendo al mismo grupo».

Fuente de inspiración
«Amo las piedras desde que nací, no me imagino la existencia sin ellas. Yo nací casi entre piedras en un pueblo pequeño de León», confiesa la artista.
Del camino que ha recorrido entre las piedras, recuerda que «hace unos cinco años empecé a pintar las que cogía de todos los rincones del mundo, fue como experimento, ya que mi obra anterior era en papel y tenía que ver con los animales». En este sentido, como consecuencia de este cambio de rumbo artístico, Nu Díaz asegura que «volver al mundo mineral ha sido toda una fuente de inspiración porque es el más antiguo y el que sostiene el planeta. Por eso, cuando me adentré en el universo de las piedras fue todo un descubrimiento, ya que nosotros conocemos las piedras como un servicio, es decir, con las que construimos casas, carreteras y casi todo nuestro hábitat». 

Detalle de la muestra de Ulldecona. FOTO: JOAN REVILLAS

Por otro lado, los días de confinamiento permitieron a Nu Díaz «profundizar mucho más en el mundo de las piedras y todo lo que las rodea. Las piedras nos hablan de nosotros mismos y nos enseñan la perseverancia, la dureza, la fortaleza, la constancia… algo que las personas no percibimos normalmente porque vemos las piedras como una materia orgánica». En cuanto a lo que pueden llegar a transmitir, la artista explica que «permiten hacer una parada en el camino para mirar en nuestro interior, además de representar la humildad de una materia simple pero muy poderosa». 

A la hora de escoger las piedras con las que trabajar, Nu Díaz recuerda que «coger piedras es algo afín a nosotros, como parte de nuestra naturaleza, es decir, cada persona elige la piedra que necesita en cada momento». Y a la pregunta de quién encuentra a quién, la artista responde que «nos encontramos a partes iguales». 

Por último, la artista asegura que «todas las piedras tienen las propiedades de sanar, cuidar e inspirar, además de invitarnos, a través de su observación, a mirar hacia nuestro interior y, si es necesario, transformar nuestras vidas».

Temas

Comentarios

Lea También