Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Espejos, un viaje experimental por la realidad

TGN. CaixaForum inaugura una muestra basada en estos objetos y su potencial aplicación científica y tecnológica

| Actualizado a 14 septiembre 2022 10:19
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Multiplicar hasta el infinito, deformar, deconstruir o fragmentar. A través de veinte experiencias, la exposición Espejos, dentro y fuera de la realidad, que desde hoy y hasta el 26 de febrero de 2023 se podrá visitar en CaixaForum Tarragona, invita a adentrarse en las particularidades de los espejos y, al mismo tiempo, entender diferentes fenómenos relacionados con la física y las matemáticas. «Es una exposición imaginativa, ya que utiliza el potencial y las aplicaciones de los espejos para hacernos reflexionar y mostrarnos que, a veces, la realidad se puede ver desde múltiples y diferentes ópticas», afirmó ayer la directora de CaixaForum Tarragona, Maria Glòria Olivé, durante la presentación de la muestra.

Espejos se divide en dos ámbitos: el primero, Dentro del espejo. Experimentamos con los espejos planos, los espejos curvos y los caleidoscopios y, el segundo, Los espejos y la luz. Aplicaciones científicas y tecnológicas, y ha contado con el asesoramiento del Museu de Matemàtiques de Catalunya y el Institut de Ciències Fotòniques.

«Espejos, dentro y fuera de la realidad cuenta con un único objeto museográfico que son los espejos y a partir de ellos construimos veinte experiencias que permiten, basándonos en la propia imagen, ver cómo la podemos deformar, multiplicar hasta el infinito, deconstruir o fragmentar», detalló el coordinador de la exposición del Àrea de Cultura i Ciència de la Fundació «la Caixa», Josep Miquel del Campo.

$!La exposición ofrece veinte experiencias interactivas. FOTO: Pere Ferré

El espectador emprende el viaje cuando atraviesa un espejo, como el personaje de Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carrol, para descubrir los secretos que hay al otro lado. Pero hablar de espejos es hacerlo de la ley de la reflexión, según la cual, explicó el coordinador de la exposición, «si un rayo de luz incide sobre la superficie de un espejo formando cierto ángulo con la vertical, saldrá reflejado exactamente con el mismo ángulo».

Espejos descubre que más allá de la inversión lateral, en tanto que, si nos situamos frente a un espejo y levantamos la mano derecha, la imagen del espejo levantará la izquierda, podemos jugar con la combinación de espejos dispuestos en ángulos diferentes.

Actividades
En la web de CaixaForum Tarragona se pueden consultar las conferencias y visitas que se han programado alrededor de la exposición.

Al abrir o cerrar en diferentes posiciones el libro de espejos de cuerpo entero de la muestra, multiplicamos el número de espejos virtuales y también las imágenes virtuales generadas. «Preferimos que la gente viva la experiencia y que la explicación de cómo funcionan los espejos esté a continuación; de este modo el visitante se sorprende frente a lo que ve, ya que queremos incitar la curiosidad», aseguró Josep Miquel del Campo.

Así, sobre la base de la experimentación, el público entiende, por ejemplo, el funcionamiento de los caleidoscopios, que no son más que «una multiplicación de imágenes producida por un juego de espejos», describió el coordinador de la muestra.

Además de ser una exposición científica, durante el recorrido el visitante puede observar referencias cinematográficas y literarias inspiradas en los espejos, como las palabras de Pere Gimferrer: «La poesia és un sistema de miralls, giratoris, lliscant amb harmonia, desplaçant llum i ombres a l’emprovador: perquè el vidre esmerilat?». Ejemplos que refuerzan la idea de que «un espejo no es solo un objeto científico y tecnológico, sino que también cultural», dijo Josep Miquel del Campo.

$!La directora de CaixaForum Tarragona, Maria Glòria Olivé (izquierda). FOTO: Pere Ferré

Y así el visitante avanza hasta el otro lado del espejo, donde se encuentra con la luz, ya que sin luz no podríamos ver la realidad que nos rodea y los espejos no tendrían sentido. En este segundo ámbito se muestran algunas aplicaciones científicas y tecnológicas que utilizan los espejos, como el caso de los soles artificiales de Viganella y Rjukan y la singular forma de jugar a ‘fer la rateta’. «Viganella está situada en un valle donde no llega la luz durante el invierno. Así, consiguieron un sol artificial a través de la instalación de un reflector que capta la luz del sol real y la refleja en la localidad», explicó Josep Miquel del Campo.

Otro ejemplo de las posibilidades tecnológicas es el telescopio espacial James Webb, que se puso en órbita en diciembre de 2021. «El telescopio es un juego de espejos que mide 6,5 metros. Para enviarlo al espacio, los ingenieros hallaron la ingeniosa solución de hacerlo doblado sobre sí mismo, como si se tratara de una figura de origami. De este modo, una vez en el espacio, los 18 segmentos hexagonales fueron desplegándose poco a poco», tetalló el coordinador de la muestra.

Al final, la exposición invita a reflexionar sobre el poder de las imágenes, ya que según Josep Miquel del Campo, «en un momento como el actual, en el que la imagen es nuestra tarjeta de presentación, Espejos invita a pensar cómo a través de un juego de espejos podemos hacer que la imagen no sea exactamente lo que somos, sino lo que queremos ser o queremos aparentar».

Comentarios
Multimedia Diari