Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Las pinceladas intuitivas de August Vilella

Reus. La trayectoria del artista, quien actualmente reside en Tokio, destaca por su método de pintura al óleo surreal

| Actualizado a 25 septiembre 2022 12:08
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

«Soy autodidacta. El arte es una vía de comunicación más directa que una canción o un libro, en los que debes enfrentarte, por ejemplo, a la barrera cultural del lenguaje. En cambio, a través de la pintura, en cuestión de segundos, el público puede conectar con la obra porque no existe ninguna barrera». Así se expresa el artista reusense August Vilella cuando se trata de rememorar cómo ha llegado a ser considerado uno de los artistas catalanes más valorados a nivel internacional.

Asimismo, en cuanto a sus orígenes artísticos, también reconoce que «toda la vida he sentido predilección por el arte. Estudié Filosofía en la Universidad de Barcelona, intenté escribir un libro, integré tres grupos de música, pero nada me llena tanto como la pintura», explica el artista, quien actualmente reside en Tokio. Si bien, hace unas semanas estuvo de vacaciones en su ciudad natal, ya que «llevaba tras años sin venir a visitar a la familia y los amigos».

$!Entre otras ciudades, el reusense ha exhibido su obra en París, Shanghai, Dubai y Amsterdam. FOTO: AUGUST VILELLA

La trayectoria artística de August Vilella se remonta a Tokio, en el año 2016, con su primera exposición. «Por aquel entonces, como artista emergente resultaba difícil encontrar oportunidades y tuve que buscarlas en el extranjero. Me brindaron la oportunidad de participar en la feria Tokyo International Art Fair y, para mi sorpresa, obtuve el premio como mejor artista», detalla August Vilella.

«Mis cuadros son como espejos, a través de los cuales el público se ve reflejado a sí mismo»

Desde entonces, ciudades como París, Shanghai, Dubai, Amsterdam, Barcelona, Taipei, Oxford, San Francisco o Rotterdam le han tendido la mano, a la vez que han contribuido a acrecentar su palmarés artístico con galardones como el premio de artista más innovador en los Global Art Awards de Dubai (UAE, 2017); en Taiwan recibió los distinguidos premios de la International Artist Grand Prize de Taipei (2018) y el Chairma’s Award en la Art Revolution Taipei, donde su obra fue seleccionada como la mejor de entre 4.546 candidatos.

Singular técnica al óleo

La razón de ser de su exitosa evolución, y de acaparar tantos reconocimientos, está en su particular método de pintura al óleo. «Me baso en el surrealismo intuitivo, en tanto que no hago ningún esbozo ni tomo nota de las ideas previas, el proceso es automático», explica August Vilella. En este sentido, hace un símil con la música jazz. «Describo mi estilo como jazz pictórico, porque nunca sé qué aspecto tendrá la obra hasta que está terminada», afirma el artista, quien añade que «por esta razón, no escojo ni los personajes ni la temática, en cierta manera son ellos los que me escogen a mí».

En cuanto a su fuente de inspiración, «como es una pintura intuitiva, mi subconsciente es el que tiene el papel protagonista durante todo el proceso. Me coloco frente a la tela en blanco y empiezo a pintar». Entonces, sigue detallando, «aparecen las primeras formas, como cuando miramos las nubes en que vemos distintas figuras, mi manera de pintar se asemeja en este aspecto. Empiezo a pintar y aparecen los personajes».

«Como es una pintura intuitiva, mi subconsciente es el que tiene el papel protagonista durante todo el proceso»

En este sentido, reconoce que «nunca acepto encargos concretos, la única indicación que admito de los coleccionistas es el tamaño de la obra, ya que no hago copias, ni repito personajes ni temáticas», afirma August Vilella, quien resalta «como consecuencia del método de pintura intuitivo, cada cuadro es único, por lo que la gente que los compra, sabe que no habrá ninguno igual».

Espejos del alma

En cuanto a la reflexión que sus obras invitan a hacer, el artista reusense dice que «mis cuadros son como espejos, a través de los cuales el público se ve reflejado a sí mismo, en un ámbito metafórico y alegórico, o incluso onírico y filosófico. A través de mis cuadros las personas se comunican con ellas misma».

$!A través de la mirada, el artista acentúa la comunicación con el público. FOTO: AUGUST VILELLA

La mirada

Una comunicación que se acentúa a través de la mirada de los personajes y de la propia fragilidad de sus cuerpos. «La mayoría de personajes tienen los ojos grandes -y desconozco por qué - pero desde siempre han tenido este rasgo característico». En este sentido, August Vilella reconoce que «la mirada, para mí, es el espejo del alma, por lo que, a través de ella, intento que la gente haga sus propias reflexiones». Asimismo, «frente a un mismo cuadro, cada persona me explica una historia totalmente distinta y, por ello, lo importante no es lo que significa para mí la obra, sino lo que despierta en cada persona», asegura el artista, quien añade que «no quiero imponer ninguna alegoría, sino despertar algo en el alma de las personas que les lleve a sus propias conclusiones oníricas, filosóficas o emocionales».

Comentarios
Multimedia Diari