Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

CF Reus Genuine, orgullo y último argumento en el fútbol profesional

El equipo dirigido por David Sangrà y Jordi Segura ha participado este fin de semana en LaLiga Genuine con normalidad, a pesar de la critica situación que vive el club

Marc Libiano

Whatsapp
Taller Baix Camp

Taller Baix Camp

Cuando el 28 enero, el juez social de LaLiga decidió expulsar al CF Reus de la Segunda División, el rumbo del club comenzó a dar bandazos preocupantes justo hasta hoy, donde existe cierto desgobierno mientras un administrador concursal intenta ordenar el KAOS económico que ha dejado a la SAD totalmente huérfana. Nadie sabe qué será del Reus en un futuro no muy lejano, aunque parte de sus hinchas y esos chicos que componen su equipo Genuine sigan defendiendo el escudo con un entusiasmo desmesurado y el orgullo intacto. Precisamente el Genuine es el último argumento del club en el fútbol profesional. Un bocado de optimismo y de valores humanos entre una tormenta que parece no ver un fin. LaLiga mantuvo al Genuine en el campeonato, a pesar de la irrevocable decisión con el primer equipo.

Este fin de semana, los chicos que caminan bajo la tutela de David Sangrà y los conocimientos técnicos de Jordi Segura, han viajado a Los Ángeles de San Rafael, la localidad segoviana donde el Atlético de Madrid instaló hace un tiempo su zona de trabajo. En la Ciudad Deportiva se ha celebrado una nueva jornada de una Liga que huye de la competencia y refuerza las relaciones sociales. En unos tiempos donde lo artificial se impone a lo humano, LaLiga Genuine se encarga de revitalizar la solidaridad y la cultura del esfuerzo. Menos Instragram y Youtube y más realidad.

El viernes, como si nada ocurriera en el club, la expedición rojinegra tomó un tren rumbo a Segovia con el traje Kelme impoluto, sin los prejuicios que puede desencadenar una situación tan complicada como la actual en Can Reus. Los chicos, bien aconsejados por el staff, se han encargado de reivindicar con su comportamiento ese escudo que anda en tela de juicio simplemente por una mala gestión financiera de sus anteriores dirigentes. Sus entrenadores, David Sangrà y Jordi Segura, el fisio, Pedro Castaño y la monitora, Silvia Andreo, han tomado de nuevo las riendas del proyecto con normalidad, a pesar de formar parte del núcleo de empleados que no han percibido un euro desde el pasado mes de septiembre. Su compromiso con los chicos no admite sospechas. Ni tan siquiera con el Reus.

Vicente del Bosque y el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo han despedido el fin de semana ante la admiración de los jugadores y jugadoras del torneo. Incluso Javi Díaz ha cumplido con creces como capitán del Reus cuando este mediodía se ha acercado a Javier Tebas, presidente de LaLiga,  para advertirle: ¡Oye, ¿nosotros podemos seguir el año que viene? Javi se ha llevado una respuesta afirmativa y la ha transmitido a sus compañeros como hacen los jefes de cualquier vestuario.

En Los Ángeles de San Rafael han disfrutado con los seis goles de Sergio, los otros cinco de Anás, los dos pichichis rojinegros, y la avioneta de Marcos, un auténtico showman en cada una de sus celebraciones. También, la comitiva de padres, bien enfundados con banderas del Reus, han visto cómo sus chicos le ganaban al Alavés (3-1), al Sporting (2-1) e igualaban ante el Valladolid (1-1) en la despedida de la jornada. En todo caso, en LaLiga Genuine nadie exagera un resultado. Ganan todos. Como canta Rafa Val en el tema ‘La estrella de David’ de los Viva Suecia; ‘no habrá más pausa, no habrá más miedo, no habrá sanción, mención, ni premios’.

Temas

Comentarios

Lea También