Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dani Muñoz, el gurú de las quinielas

Fútbol. El vallense es el cerebro de la exitosa peña Q84 de la Pastoreta de Reus

Marc Libiano

Whatsapp
Dani Muñoz, el gurú de las quinielas

Dani Muñoz, el gurú de las quinielas

La peña de quinielas Q84 de la Pastoreta de Reus mantiene su vigencia con más salud que nunca. Sus socios inversores, unos 250, han multiplicado por 19 su rentabilidad en estos seis años de recorrido en el mundo de las apuestas deportivas. Dentro de esta organización se encuentra Dani Muñoz (Valls, 1984), la mente pensante, el cerebro de la peña, el hombre que analiza algoritmos y desnuda combinaciones para dar con el clavo cada fin de semana de Liga. Su historia se remonta a la infancia. Que nadie piense que Dani presume de títulos matemáticos y científicos, dispone de una formación convencional, la básica para ser exactos. El éxito lo ha alcanzado gracias a su capacidad autodidacta.

La pasión por el fútbol llevó Muñoz a adentrarse en el mundo de las fórmulas, las que exigen los buenos entendidos de las quinielas. Su primer contacto con ellas se lo proporcionó el histórico juego de ordenador PC Fútbol, el de la carátula con Michael Robinson. Ese simulador contaba con una demo pro quinielas que enganchó totalmente al protagonista. «Desde entonces he ido evolucionando. Con el tiempo te tienes que ir adaptando a las nuevas fórmulas de trabajo y de estadísticas», reconoce. Dentro de ese progreso, ha aparecido tiempo para todo. «Para aprender he necesitado jugar mal durante años, forma parte del proceso de aprendizaje».

Dani Muñoz se presenta ahora como el gestor de la Peña Quinielística Q84, con 1,8 millones de euros en premios y un retorno acumulado de más 279 por ciento desde 2016. Hace cuatro años que la peña da beneficios, aunque los inicios no resultaron sencillos. «Recuerdo que el primer año empezamos a mitad de temporada y acabamos con un cinco por ciento de beneficios. El segundo fue más desastre, no salió bien. Psicológicamente fallé y me di cuenta que hay que estar muy encima. Desde 2016 todo ha ido rodado».

Dani admite que no hace falta sentir devoción por el fútbol para jugar bien a la quiniela. «Te tiene que llamar un poco la atención al principio, pero luego no. Se trata de una cuestión de matemáticas, no de saber de fútbol». Nacido en Valls, el experto en quinielas ya ejerce casi de forma profesional para la peña Q84 de La Pastoreta. La gestiona junto a Òscar Bausà, la otra alma mater del proyecto.

La crisis social y económica que está provocando la pandemia del coronavirus a nivel mundial también ha paralizado el mundo del fútbol. «No nos está afectando a nivel económico porque, a pesar de que queda un 30 por ciento de jornadas por disputarse, tuvimos la suerte de sacar un pleno al 15 en última fecha, y ganamos casi un millón y medio de euros».

El premio al que se refiere Dani corresponde a la jornada 28, en la que curiosamente no hubo fútbol y la quiniela se celebró mediante un sorteo de bolas. Entre los premios más importantes que ha obtenido La Pastoreta existen además uno de 120.000 euros y otro de 98.000, correspondientes a la pasada temporada. La salud de Q84 ha alcanzado un nivel de madurez altísimo. «Estamos desbordados». La peña ya prepara 700.000 euros de inversión para la próxima temporada.

Temas

Comentarios

Lea También