Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes ENTREVISTA

David Meca: "Sin riesgo, no hay éxito"

El excampeón del Mundo de natación de larga distancia, David Meca, asegura que los valores resultan imprescindibles para poder alcanzar cualquier reto

MARC LIBIANO PIJOAN

Whatsapp
David Meca atendió al ‘Diari’ durante su conferencia en el Palau Firal de Tarragona. FOTO: PERE FERRÉ

David Meca atendió al ‘Diari’ durante su conferencia en el Palau Firal de Tarragona. FOTO: PERE FERRÉ

Dos veces campeón del Mundo y líder indiscutible en la natación de larga distancia, David Meca (Sabadell,1974) vive una nueva etapa tras su retiro del deporte en activo. Es empresario, arquitecto y conferenciante. El reclamo de Randstad para sus charlas sobre valores deportivos y vitales.

¿La cultura del esfuerzo es algo que escasea en las nuevas generaciones?

Creo que entre todos debemos de incentivar y de apoyar a los más jóvenes, porque si algo falta en los más jóvenes son los valores como el esfuerzo o el sacrificio, que quizás no se encuentran en el pilar de las vidas de los milenials. Quizás porque nunca lo han vivido o lo han entendido así. Por eso debemos apoyarles.

Usted que se ha enfrentado solo contra el mar durante muchas ocasiones, ¿entendió rápido que sin sacrificio no hay éxito?

Todos los deportistas de élite, desde muy jóvenes, nos hemos sacrificado para alcanzar nuestros objetivos. Yo renuncié a muchas cosas para entrenar entre seis y ocho horas diarias, pero es que el deporte de élite te exige eso. Si quieres alcanzar el éxito necesitas sacrificarte y luchar por ello. No hay otra. Con 8 añitos yo ya me levantaba a los 5.20 de la mañana para entrenar.

Entonces, ¿solo con talento es imposible llegar a lo más alto?.

Imposible, necesitas el deseo, la pasión, creer en lo que haces. Y además, un trabajo detrás. Evidentemente, el talento ayuda muchísimo, pero sin esa mentalidad y sin cultura del esfuerzo es casi imposible. Al final se trata de la actitud que le pongamos a cualquier situación de la vida.

Un deportista que ha tocado la élite ha necesitado trabajar detrás. No se llega por casualidad.

Aquí nadie te regalada las medallas y menos en un mundo tan competitivo como el deporte de élite. Es algo que debes trabajarte desde pequeño, porque hay momentos en los que te caes y necesitas volverte a levantar. Normalmente cuento mi caso. De pequeño me encontraron algunos problemas físicos y me obligaron a nadar, a meterme en la piscina. A partir de esa experiencia intento transmitir que con sacrificio y esfuerzo se pueden conseguir metas. Parecía que yo no servía para el agua, pero resultó que sí.

El haber renunciado a muchas cosas desde pequeño para ser deportista de máximo nivel, ¿le ha ayuyudado a valorar lo que ha conseguido?

Seguramente sí, aunque creo que he renunciado a muchas, quizás demasiadas. Con 18 años me fui a Estados Unidos a estudiar a la Universidad y a nadar. Fueron 10 años muy bonitos pero también muy duros. De los 18 a los 28 años, no te miento si te digo que no pisé una discoteca, que a esa edad es lo que hacen la mayoría de jóvenes. No me arrepiento porque en ese momento debía estar enfocado totalmente en mi pasión. He dicho que no a muchas cosas, pero me ha valido la pena.

¿David Meca recomienda a la gente que salgan de la zona de confort y que arriesgue?

Por su puesto, al final los tiburones más peligrosos no están en el agua sino en nuestras cabezas. Tenemos que arriesgar, no podemos dejarnos llevar por los miedos y las inseguridades. Si no eres capaz de salir de la zona de confort es probable que no logres llegar a tus objetivos. El éxito no llama a tu puerta es sólo para los que lo buscan y para ello necesitas amar lo que haces. Sin riesgo no hay éxito.

¿Parte del éxito de David Meca llegó porque no fue una persona conformista?

Seguramente. No lo tuve fácil y la vida me llevó por diferentes caminos. Me caí muchas veces pero me levanté mas fuerte que nunca. Volvemos a lo mismo; con actitud puedes cambiar las cosas a mejor.

Hubo algún momento en el que usted dijo: «Se acabó, me bajo del barco».

Muchos. Instantes en los que he querido abandonar. En muchos momentos llegué a la piscina y le dije a mi entrenador que quería dejarlo, llorando. Pero al tiempo me volvían a convencer y menos mal que lo hicieron. Hubo días en los que las marcas no salían y pensabas que no valías para esto.

Entiendo que todavía no ha abandonado la piscina.

Sigo nadando demasiado cada día por mantenerme en forma. Lo hago también porque es una pasión que nunca dejas, aunque ahora de una forma más relajada, aunque hay días que puedo pasarme de cuatro a seis horas.

Temas

Comentarios

Lea También