Más de Deportes

Década prodigiosa

El cambrilense Franc Artiga cierra su etapa en el Barça con 11 Ligas en 10 temporadas

MARC LIBIANO PIJOAN

Whatsapp
Artiga da instrucciones en un partido del juvenil A. FOTO: FC Barcelona

Artiga da instrucciones en un partido del juvenil A. FOTO: FC Barcelona

Cuando en 2010, Albert Puig reclamó los servicios de Franc Artiga para el fútbol formativo del Barcelona, casi nadie contaba con un éxito tan rotundo del técnico. La sociedad cambrilense se reunió en la élite de la Masia y Artiga no defraudó la confianza de su por aquel entonces jefe. Desde que este miércoles el Barça anunciara la salida del entrenador del juvenil A, los elogios hacia su figura no han cesado. Franc cierra una etapa inmaculada, una década prodigiosa. Los números le avalan, aunque para muchos su mayor patrimonio es el juego. Ha ganado once ligas en diez temporadas sin separarse ni un milímetro del ideario que defiende el Barcelona. Se ha ganado el respeto de los especialistas y de la institución, que le han despedido con todos los honores.

Artiga ha concretado un acuerdo con la Federación de Emiratos Árabes para intentar llevar a la selección sub-20 a los Juegos Olímpicos de París. Para ello, el contrato dispone de una vigencia de dos años y cumple con los requisitos ambiciosos del de Cambrils, que ahora pretende hacerse su espacio lejos del amparo que da un club tan gigante como el Barça. El reto resulta mayúsculo, no sólo a nivel deportivo, también a nivel vital. El nuevo trabajo le obligará a trasladar su nueva residencia a Dubai, donde también se desplazará su familia. «Salir del fútbol formativo y encontrar un lugar en el fútbol profesional es muy difícil. Aunque sea una selección sub-20 creo que es una oportunidad muy buena para mí», reflexiona el protagonista.

Artiga planteó su salida del Barça hace ya unos meses. La incertidumbre actual que asola al club y la entrada, en marzo, de un nuevo presidente, le llevaron a meditar una marcha que ya se ha transformado en realidad. Las 11 ligas de azulgrana las ha repartido por todos los equipos que ha dirigido; cuatro en el Cadete B, tres en el Cadete A, tres en el Juvenil B y una en el Juvenil A. 11 victorias consecutivas le permitieron sellar una remontada sin precedentes el pasado curso para campeonar con el juvenil en la División de Honor.

De ese viaje por La Masia podría presumir de muchas conquistas, aunque ha intentado mantenerse en la discreción. Quizás su mayor logro tiene que ver con el ascenso al juvenil A como sustituto de Víctor Valdés. Un nombramiento que muestra la buena consideración que siempre le ha expresado el Barcelona. Para un técnico sin pasado como exjugador de élite resulta casi una utopía poder dirigir al juvenil A, primer equipo profesional de la entidad.

«Albert Puig me aseguró que el Barça me iba a cambiar la vida y tenía razón. No solo me he formado a nivel deportivo, aquí he podido conocer a mi mujer y hasta formar una familia», refleja. Incluso, todavía emocionado, añade que «desde el primer hasta el último día, al Barça solo puedo estarle agradecido».

Los mejores jugadores

Nombres como Carles Pérez, Carles Aleñá, Cucurella, Riqui Puig, Ansu Fati, Eric Garcia, Ilaix Moriba, Álex Collado, Konrad de la Fuente, Monchu, Iñaki Peña, Arnau Tenas o Adama Traoré, entre otros, han disfrutado del magisterio del cambrilense durante este intervalo en el Barça. «He podido entrenar a los mejores del futuro y creo que yo he aprendido más de ellos que ellos de mí», admite.

El libro de estilo tan característico del Barcelona se ha postulado como una fuente del saber para Artiga. «El juego de posición y esa forma de jugar tan peculiar me han enriquecido mucho», confiesa.

Dubai aguarda ahora el desembarco de un técnico que pretende derribar nuevas fronteras e impulsar su nombre.

Temas

Comentarios

Lea También