Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Derbi de altos vuelos y con la Copa como telón de fondo

Moritz Vendrell y Reus Deportiu se citan en el Club d´Esports, en un partido definitivo para cerrar su clasificación copera

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
Imagen del derbi de la pasada temporada en el Club d´Esports.  Foto: Pere Ferré

Imagen del derbi de la pasada temporada en el Club d´Esports. Foto: Pere Ferré

El caprichoso calendario ha querido que Moritz Vendrell y Reus Deportiu crucen sus caminos en una fecha decisiva. La última jornada de la primera vuelta de la OK Liga define muchas cosas. Entre otras cosas, la clasificación para la fase final de la Copa, que a finales de febrero tendrá lugar en Reus.

El Club d’Esports alberta una pelea que se ha convertido en Clásico en las últimas jornadas. El Moritz Vendrell ha logrado, con una gestión eficaz, competir con las altas esferas del campeonato. También con el Reus. En muchas ocasiones ha desafiado a la historia y ha salido vencedor. En esta ocasión, el derbi reúne ingredientes añadidos. Los coperos. En parte, porque el Moritz todavía no ha sellado su clasificación matemática. Si la tiene el Reus, como anfitrión del torneo, aunque los de Mariotti prefieren acudir como cabezas de serie para evitar sorpresas en cuartos de final.

Para ello necesitarán ganar en el Club d’Esports y esperar un empate entre el Noia y el Caldes, que cuentan con los mismos puntos que el Reus en la tabla y que se enfrentan entre ellos. La diferencia de goles también puede tomar un papel crucial para decidir esa cuarta plaza. Veremos.

En todo caso, los rojinegros suman cuatro derrotas consecutivas en la competición doméstica. Quieren huir de dinámicas negativas eternas.

Fortaleza en casa

El Vendrell de Guillem Pérez se agarra a la fortaleza del Club d’Esports para sumar un éxito que le otorgue la plaza copera, aunque para ser cabeza de serie deberá esperar a una carambola demasiado difícil. En todo caso, el Moritz ha completado una tradición copera brillante. Ganó las ediciones de 2013 y 2014, con Guillem Cabestany como entrenador. El plantel se ha aislado de los rumores que afectan a varios de sus jugadores y también al técnico. Equipos portugueses de postín han llamado a sus puertas.

El precedente liguero de la pasada temporada habla a favor de los de Pérez, que vencieron por aquel entonces, aunque con otro inquilino en el banco, Pere Varias. En 2014, el Reus fue capaz de tomar el Club d’Esports. La igualdad parece asegurada, en una cita que invita a los aficionados con paladar lujoso. No es un partido cualquiera. Los dos equipos, de potencial parecido, luchan por la jerarquía y por defender su prestigio.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También