Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Reus, contra el 'Queso Mecánico' que deslumbró a Europa

Los rojinegros visitarán el sábado al Albacete, equipo que quedó bautizado a principios de los 90 después del histórico ascenso a Primera División con Benito Floro como ideólogo y técnico

Marc Libiano

Whatsapp
En el Colmado Giner de Reus se pueden encontrar los mejores quesos manchegos. Foto: Alfredo González

En el Colmado Giner de Reus se pueden encontrar los mejores quesos manchegos. Foto: Alfredo González

El Albacete de Benito Floro se convirtió en un auténtico clásico de ‘El Día Después’ de Canal Plus durante su estancia en la Primera División, a principios de los años 90. Ese grupo de jugadores crearon una leyenda que todavía se recuerda en la ciudad manchega. Aquel equipo, comandado por el centrocampista uruguayo José Luis Zalazar y por Delfí Geli fue bautizado como ‘Queso Mecánico’ sobre todo después de cosechar la mejor clasificación de su historia en la categoría de oro durante el curso 1991-92. Aquel Albacete terminó séptimo, a sólo un punto de los puestos UEFA. Ya asomaba en la plantilla un delantero jovencísimo. De nombre Ismael y de apellido Urzáiz.

Benito Floro, que poco después acabaría dirigiendo al Madrid, ideó la gesta como jefe de la plantilla. Un plantel que cogió en Segunda B en 1989 y que, en cuestión de dos años, con dos ascensos consecutivos, le situó en el foco más lujoso del fútbol nacional. El albaceteño Catali tomó también enorme protagonismo en la historia, como el icono de local.

Durante su primera temporada en la máxima categoría del fútbol español, el ‘Queso Mecánico’ llevó 10.000 aficionados al Santiago Bernabéu tuteó al Barcelona de Johan Cruyff en el Carlos Belmonte se mantuvo 15 jornadas consecutivas sin perder y al final acabó séptimo, a un sólo punto de estar en la siguiente temporada en la Copa de la UEFA, lo que había vaticinado el capitán Catali con aquel «¡Europa, prepárate!» desde el balcón del Ayuntamiento el 9 de junio de 1991, en pleno festejo del ascenso.

El Albacete llegó a permanecer durante cinco temporadas consecutivas en Primera e incluso disputó unas semifinales de Copa del Rey ante el Valencia en la 1994-95.  

Una visita histórica

La visita del Reus al Carlos Belmonte este sábado se trata de un acontecimiento histórico para el club. Competirá el equipo en un lugar de tradición, por ejemplo allí dio sus primeros pasos Andrés Iniesta antes de ingresar en la Masia. Los rojinegros se encontrarán un estadio muy remodelado y con el atractivo incuestionable de coronar un éxito de prestigio. Los caprichos del destinos han llevado a Albacete y Reus a cruzarse en el fútbol de plata. El presente les sitúa en disyuntivas comunes. Los dos pelean por escapar del descenso. Sólo dos puntos les separan en la tabla.

Lo que no imaginan en Albacete que el duelo de este sábado va de productos de la tierra. En Reus, a aquel Reus del ascenso pionero y de la eliminatoria de Copa inolvidable ante el Atlético, se le llegó a conocer como la Avellana Mecànica. Nunca una Avellana y un Queso pensaron que iban a ser reconocidos por dos equipos de fútbol, ilusionados con su presente, en la antesala del privilegio.

Seguramente, en algún rincón insospechado de la ciudad manchega pueda hallarse la avellana más genuina made in Reus, aunque no aparezca al uso en esa zona de la península. En cambio, en la capital del Baix Camp, el queso manchego denominación de origen ocupa un lugar entre los productos fetiche de los establecimientos especializados en la materia. Es el caso de Colmado Giner, en pleno centro neurálgico de la capital del Baix Camp.

La previa del Albacete-Reus levanta expectación mucho más allá de lo futbolístico. Un partido repleto de tradición y costumbres entre dos tierras de distintas costumbres.

Temas

Comentarios

Lea También