Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Reus se queda vacío en Lodi

Los rojinegros caen en la pista italiana (3-1), en su debut en la Liga Europea, en un partido en el que no fueron peores que su rival, que eso sí se mostró más efectivo

Marc Libiano

Whatsapp
FOTO: Alberto Vanelli

FOTO: Alberto Vanelli

Salvat se perfiló para un remate malabarista, en el corazón del área. Es curioso, parece haber asumido el papel de capitán con una naturalidad asombrosa. En lugar de sentir el peso de la historia de ese brazalete, se ha tomado el desafío con más bravura que nunca. Si algo le sobra a Salvat es bravura. Siente tanto el foco que marca más goles que nunca y juega más que nunca. De interior, su posición en la élite, culminó a gol con la cuchara un pase de Carballeira. Se habían consumido 10 minutos de partido en el PalaCastelloti, uno de los escenarios más imponentes de Europa. 

No dio tiempo a celebrar nada. El Lodi respondió en la acción siguiente, se encargó de corroborar la tremenda igualdad de la puesta en escena. Malagoli se generó el espacio con una maniobra deliciosa y sirvió al segundo poste. La empujó Illuzzi, Il Capitano del Lodi. De capitán a capitán se repartieron los poderes.

En todo caso, el Reus firmó una comportamiento acorde. No es el equipo que fue y parece que va camino de entenderlo. Ha perdido 100 goles anuales con las fugas de Marín y Torra y eso no se cura en dos días. El Reus debe cambiar estética y atractivo por rigurisad y eficacia. Se distinguió en el primer tiempo precisamente por el equilibrio. Se refugió en una defensa individual solidaria y atacó con paciencia, de forma coral. No enamoró con el vértigo, pero manejó el juego. A fin de cuentas era lo que le interesaba. 

El Lodi prefería otro guión. Masticaba menos sus intentos, con menos segundos. Era más directo, pero en ataque descosió poco al Reus. Sólo en la antesala del respiro logró correr. Illuzzi mandó alta una transición que olía a veneno. Poco más. En cambio, Cristian dispuso de la más clara cuando arrastró de cuchara al poste, en otro concierto colectivo de los rojinegros. 

Europa cambia climas con una facilidad espantosa. Esta vez, el Lodi se arropó en una pizca de fortuna y en su acierto para tomar ventaja. Anotó el 2-1 en los primeros segundos del desenlace gracias a Malagoli y vio la luz. Modificó el ritmo, porque el Reus necesitó descubrirse y eso generó espacios. Los italianos chocaron con Ballart en sus mejores minutos, con Verona a todo trapo. En el uno contra uno disfruta, le encanta asumir riesgos. El Reus, en cambio, precisaba reordenarse.

Alberto Vanelli

El partido le pidió personalidad al Reus, sobre todo en los instantes de la verdad. Se arropó el equipo de Garcia en un Carballeira imponente, sobre todo por ese despliegue físico que enseña. A veces uno puede llegar a pensar que dispone de gasolina de por vida. Carballeira tomó responsabilidades. Se le sumó Julià, que topó con un Grimalt tan estático como fiable bajo el arco.

Verona apagó la energía del Reus con otra maniobra técnicamente superior. Perforó a Ballart con un doble remate exquisito e impulsó al Lodi cuando más padecía. El castigo resultó de una crueldad inmensa. Dejó vacío al Reus.

Ficha Técnica

Amatori Lodi: Grimalt, Illuzzi, Querido, Verona y Compagno. También jugaron: Fariza, Malagoli, De Rinaldis.

Reus Deportiu: Ballart, Salvat, Cristian, Àlex Rodríguez, Carballeira. También jugaron: Julià, Tiago Rafael, Bancells.

Árbitros: José Pinto y Joaquim Pinto. 10 faltas para cada equipo.

Goles: 0-1, Salvat (10'), 1-1, Illuzzi (10'), 2-1, Malagoli (26'), 3-1, Verona (48').

Temas

Comentarios

Lea También