Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

El SPiSP se desfinfla y sufre una dolorosa remontada ante el Ibiza (1-3)

El cuadro rojillo se lleva un set por primera vez este curso, pero acaba cediendo la tercera derrota
Whatsapp
El jugador rojillo David Sanllehí debutó esta temporada con el SPiSP. Foto: Lluís Milián

El jugador rojillo David Sanllehí debutó esta temporada con el SPiSP. Foto: Lluís Milián

Partido de luces y sombras en el Pabellón de Sant Pere i Sant Pau. Después de arrancar la temporada con dos derrotas, el conjunto rojillo recibía este sábado a otro de los rivales de Superliga que ha iniciado el curso con apuros, el Ushuaïa Ibiza.

Para hacerlo, Vlado Stevovski tenía a disposición por primera vez esta temporada una de sus mejores bazas, David Sanllehí. El jugador salouense fue determinante para adjudicarse el primer set del año. Sin embargo, tras ponerse por delante, el SPiSP se fue desinflando poco a poco para acabar sufriendo una dolorosa remontada.

El enfrentamiento nacía con gran equilibrio entre dos conjuntos necesitados que cayeron en algunas precipitaciones. El intercambio de puntos se mantuvo hasta el 11-11, cuando el cuadro cooperativista aprovechó dos ataques certeros de David Crespo para despegarse de su rival por primera vez con más de dos puntos de margen (14-11). 

Crespo iluminó el camino con un poderoso ataque al que se sumó luego la potencia de Sanllehí, que aportó tres puntos seguidos a saco para aumentar las diferencias hasta los cinco y encarrilar el set (21-16). Valiño, con un derechazo sobre la red, cerraba la primera manga (25-21).

Entre el desahogo de ganar un set por primera vez y el entusiasmo de la grada, el encuentro cogía un aroma muy positivo para los hombres de Stevovski. Pero el Ibiza no se achicó ante las circunstancias. Más bien al contrario. En el segundo set, el equilibrio se mantuvo prácticamente hasta el 20-20. Los cooperativistas se atascaron en el peor momento y perdonaron varios ataques, lo que dio alas a los baleares para empatar el duelo (21-25).

Fue en la tercera manga cuando se acabó de torcer el guión. El tanteo permaneció parejo hasta el 8-8, pero el Ibiza se hacía cada vez más poderoso con su bloqueo y el SPiSP se ahogaba a la hora de anotar. Los visitantes lograban ponerse 8-12 y a partir de ahí fueron creciendo hasta sellar el 1-2.

La derrota se consumó de la forma más amarga. Once puntos seguidos de los ibicencos (1-11), con un Sugrañes inmenso en la red, llevaban el duelo a un punto de no retorno. A pesar de que nunca bajaron los brazos, los jugadores rojillos tenían cada vez más dificultades en la recepción. Un par de servicios contra la red no ayudaban a cambiar la dinámica (4-16) y los instantes finales apenas sirvieron para maquillar el marcador (13-25).

Temas

Comentarios

Lea También