Más de Deportes

Análisis: Este Nàstic pinta bien

El bisturí. El equipode Agné mostró credenciales para que
el aficionado se sienta satisfecho. Ganó al Barça B como lo haría un equipo madurode final de curso

Jaume Aparicio

Whatsapp
Fran Carbia celebra el gol que le marcó al Barça B y que suponía la primera victoria del Nàstic en Primera RFEF. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Fran Carbia celebra el gol que le marcó al Barça B y que suponía la primera victoria del Nàstic en Primera RFEF. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Dos jornadas ha necesitado Raül Agné para desterrar a los pesimistas habituales y engancharlos al carro del equipo. Ya nadie recuerda (o quiere recordar) las feroces críticas que acompañaron a su fichaje sin ningún tipo de lógica. Con dos partidos más que correctos, cuatro puntos merecidísimos y una imagen de equipo tanto consistente defensivamente como feroz ofensivamente el Nàstic ilusiona a la grada.

Madurez defensiva

Salvando mucho las distancias (y las categorías) este Nàstic me recuerda al Chelsea. Antes de que os pongáis las manos a la cabeza, dejadme que me explique. A nivel de sensaciones vi a un equipo pesado para el rival. El entramado defensivo es tan enrevesado que ni los más finos estilistas azulgranas, como Nico González o Jandro, encuentran resquicio para poder hincar la daga. Las ayudas, las coberturas y el sacrificio defensivo de todos converge en una unidad de infantería sólida.

Ribelles, el pulmón

En este sentido, destacaría sin ninguna duda al ‘Doctor’ Ribelles. No me olvido de lo bien que estuvo toda la defensa y la seguridad que transmite Manu García, pero el despliegue físico del valenciano fue de tal calibre que merece especial atención. Su posicionamiento táctico evita que el Nàstic se rompa en transiciones. Garantiza una continuidad. Un anclaje a base de kilómetros hacia delante y atrás. No llegó a todas. Es imposible hacerlo ante un equipo que aprieta tanto la zona entre líneas. Pero hasta que le dio la gasolina fue el punto de apoyo del equipo. También de partida cuando salía con el balón. Incrustado entre centrales dejaba que se ensanchara el campo y apremiaba al Barça B a una presión que podía costarles caro.

Eficacia a puerta

Es difícil resaltar algo negativo del equipo del domingo. El listón lo dejaron tan alto que cuesta encontrarle un pero. Quizás la puntería. Hubo ocasiones desperdiciadas que en la nueva Primera RFEF tendrán un peaje elevado. No fue solo Robert Simón. Es verdad que el badalonense tuvo dos oportunidades clarísimas. La primera la resolvió tarde, y se topó con el pie del defensor, pero la segunda lo hizo bien. Apuró un buen tiro cruzado que Iñaki Peña despejó milagrosamente.

También Pedro y Pablo tuvieron algún remate que no acabaron de conectar bien. Pero, en términos generales, el rendimiento ofensivo fue notable. Excelente si nos centramos en Fran Carbia. Salió y besó el santo. Como suele.

4.311 espectadores

La entrada del primer partido en el Nou Estadi de la Primera RFEF fue espectacular. Al límite del aforo permitido. El ambiente recordó etapas prepandémicas. Cuando la grada empujaba al equipo hasta la portería rival. Una atmósfera garantiza el 90% de los puntos. Si el equipo juega como lo hizo ante el Barça B y la afición se vuelca de la misma manera el idilio huele a éxito. Tan solo espero que no se trate de una flor de verano. Que la entrada no sea porque el rival era el Barça B (o el Madrid Castilla, cuando venga) y que en invierno no volvamos a quedarnos los 2.500 de siempre. ¡El Covid-19 ya nos ha hecho perder muchas cosas (especialmente familiares y amigos) para seguir dejando de disfrutar de pequeños placeres como animar a tu equipo desde la grada! Sin insultos, eso sí, por favor.

Barça B

No sé que os pareció, pero el Barça B me decepcionó. Es verdad que ni nos va ni nos viene lo que suceda en la Ciutat Esportiva Joan Gamper, es más, cuanto peor mejor por la clasificación, pero esperaba más del equipo entrenado por Sergi Barjuán. Supongo que las bajas pesaron. Aunque titulares apenas se perdieron el choque tres. En un momento en el que el club deberá tirar de cantera más que nunca, apenas Nico, Jutglà y algo de Jandro se mostraron como futuribles del Camp Nou.

Clasificación

Ya sé que es pronto, que ante todo prudencia porque esto no ha hecho más que comenzar, pero no me digan que ver al Nàstic en la parte alta (es sexto a dos puntos de los líderes Atlético Baleares y Villarreal B) no es un placer. ¡Qué las hemos pasado muy canutas! Disfruten que este equipo pinta bien.

Temas

Comentarios

Lea También