Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Guillem Jaime, del parque del Mercadona al Nou Estadi

El jugador de Torreforta, que ingresó en las categorías inferiores del Barça en edad prebenjamín, dio sus primeros toques en uno de los parques del barrio

Juanfran Moreno

Whatsapp
Guillem Jaime en el partido frente al Badalona de la jornada pasada. Foto: FC Barcelona

Guillem Jaime en el partido frente al Badalona de la jornada pasada. Foto: FC Barcelona

Apenas 11 minutos en coche separan el barrio de Torreforta del Nou Estadi. En uno de los parques de ese barrio de Ponent, conocido entre los que nos hemos criado allí como ‘El parque del Mercadona’, Guillem Jaime dio sus primeros toques al balón. Cuando el cuero era casi más grande que él, ya se le intuía un don para el fútbol. 

Las tardes de verano las pasaba con niños mayores siempre detrás de la pelota. Su hermano mayor, Xavi Jaime, también estaba entre ellos y actuaba siempre como cicerone. A nadie se le escapaba la capacidad competitiva y de talento de Guillem. Era capaz de superar a niños seis o siete años mayores que él con una facilidad pasmosa. 
Muchos de los niños esperaban ansiosos que llegarán la tardes para ir a ese parque todavía sin porterías, pero que se convirtió en uno de los grandes atractivos de Ponent. 

Más lo fue cuando el padre de Guillem y Xavi construyó unas porterías pequeñas que dieron lugar a los famosos 3x3. Fútbol callejero en su plena esencia. El nivel de esos partidos todavía se recuerda cuando uno se junta con alguno de los niños que iba por aquel entonces a ese parque. En esos partidillos, más allá de los hermanos Jaime, también estaban presentes con bastante asiduidad Pepín, ahora en el Pescara de la Serie B, y Fran Álvarez, canterano del Barça y el Mónaco.  

Guillem siempre estaba en el equipo con chavales mayores que él. No por cuestión de talento, sino por cuestión física. Cualquier otro niño no hubiese podido ni rascar la pelota en esos partidos, pero con el actual jugador del Barça B la cosa era muy distinta. Uno pudo compartir equipo con él durante muchas tardes y ver como tiraba del carro.

La competitividad y el talento perdura en el lateral derecho titular del filial del Barça B. No es casualidad que haya sido capitán en la mayoría de categorías inferiores  azulgranas. Cantera a la que llegó en prebenjamines, procedente del CDC Torreforta, club en el que demostró que su talento era descomunal también sobre el verde.
Un partido especial

El partido de esta mañana será muy especial para Guillem Jaime. Jugará en el Nou Estadi por primera vez en su vida. Lo hará ante el Nàstic y muy cerca de ese parque donde su camino como futbolista empezó sin ni siquiera él saberlo. En la grada estará su familia siguiéndole bien de cerca, como siempre hacen. 

En el encuentro de la primera vuelta le clavó un golazo al conjunto grana en el estreno oficial del Johan Cruyff. Esperemos que en el partido de vuelta no suceda lo mismo. De momento, apunta a titular, puesto que ha recuperado su sitio en el once titular en las últimas semanas. 15 partidos esta temporada reafirman el crecimiento constante de Guillem Jaime, la perla de Torreforta. 

Temas

Comentarios

Lea También