Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Hockey: Costa salva un punto sobre la bocina en el Onze de Setembre (Lleida 2 - 2 Reus)

El delantero de amposta igualó a falta de 27 segundos para el final del partido
Whatsapp
Costa, durante un partido de esta temporada en el Palau d\'Esports. Foto: DT

Costa, durante un partido de esta temporada en el Palau d\'Esports. Foto: DT

El Reus volvió a lucir su cara más irregular en Lleida, donde rozó su peor versión en el arranque y completó una reacción en la segunda mitad que por lo menos le guardó un punto. Una diana de Xavi Costa a 27 segundos para la conclusión certificó un empate que sabe a mucho analizando el partido, pero no contenta a un equipo que aspira a plaza de Liga Europea. Los de Domínguez siguen dando tumbos por el campeonato. Ofrecen ratos interesantes y otros desastrosos. La irregularidad permanente les condena.

En el Onze de Setembre volvieron a evidencias a una falta de atención preocupante en la puesta en escena. Volvió a ser fría. No apta para competir al máximo nivel. Lluís Rodero, el jugador más desequilibrante del Lleida, deslumbró en los diez minutos iniciales. Dos goles casi de forma consecutiva de este atacante con deliciosos recursos técnicos valieron para que el Lleida se reforzara anímicamente. Incluso Rodero, acto seguido, pudo vestirse de héroe en una falta directa que pudo definir la noche. Molina le adivinió las intenciones y mantuvo con vida al Reus.

La reacción

Justo antes del descanso, Platero dispuso de la mejor opción para reducir distancias para el Reus. Mediante una pena máxima. Esta vez la bola parada no dio premio. El Reus mejoró en la reanudación. Consciente de que necesitaba, por lo menos, puntuar. El gol de Jepi Selva a los 32 minutos confirmó el hambre del equipo. Remó a contracorriente casi siempre, dispuso de opciones de empate y concedió alguna que otra al rival, pero había vida.

La fe le permitió al equipo de Domínguez rascar. La fe y también la paciencia. Peleó hasta el segundo final. Costa tomó la reponsabilidad en una pena máxima cardíaca. A 27 segundos para la conclusión. Iba a significar la última opción. Con el Reus en el alambre. Acertó el delantero de Amposta y se llevó botín el equipo reusense.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También