Huracán Ousmane, la perla del CBT que arrasa en EBA

A sus 15 años el jugador del CB Tarragona lideró al equipo en su victoria ante el Martinenc con 24 puntos y 5 rebotes

JAUME APARICIO LÓPEZ

Whatsapp
Ousmane Ndour anota en el encuentro ante el Es Castell. FOTO: PERE FERRÉ

Ousmane Ndour anota en el encuentro ante el Es Castell. FOTO: PERE FERRÉ

Hace un año y medio, Ousmane Ndour (Dakar, Senegal, 15 años) no sabía nada del CB Tarragona. Vivía con sus padres, su hermano y su hermana en Dakar, donde jugaba al baloncesto en la academia de uno de los clubes más importantes del país. Su físico destacaba, pero aún más su habilidad para moverlo de manera ágil. Buscadores de talento vieron en él un brillo especial. Solo faltaba decidir el sitio donde pulirlo. Ahí apareció Tarragona.

El CBT ya había sido el destino de Musa, un jugador que el club ‘adoptó’ para formarle académicamente al tiempo que le ofrecía la oportunidad de abrirse camino en el baloncesto. Aunque a nivel deportivo no acabó funcionando debido a una lesión que truncó su evolución, fue un punto de partida. Meses más tarde, el mismo agente propuso un nuevo ‘protegido’, Ousmane Ndour. Jacint Rodríguez, el presidente de la entidad del Serrallo, se ofreció como tutor legal del chico para guiarlo en su nueva etapa. Un giro vital que el jugador está aprovechando al cien por cien.

El año pasado guió al cadete del CBT a su primer Campeonato de España de su historia y este curso ha dado al salto al primer equipo. Un paso que para un chico adolescente debería ser tímido. Pero no para Ousmane Ndour que ha irrumpido en la Liga EBA, como un huracán. En su debut ante el Sant Cugat Negre anotó 10 puntos y 9 rebotes, para una valoración de 13. Frente al Es Castell fueron 12 puntos, 6 rebotes y 13 de valoración. Mientras que la explosión total llegó el pasado sábado con 24 puntos y 5 rebotes para una valoración de 25. El Serrallo quedó anodadado por el senegalés adolescente que asumió los galones del lesionado Orion y lideró al equipo hacia una victoria ante el líder del grupo.

Por si no fuera poco, al día siguiente impulsó al júnior Preferente con 25 puntos en su triunfo en la pista del CB L’Hospitalet (72-75). Actuaciones que han puesto el foco en un joven al que hay que proteger. «Es solo un niño que todavía está adaptándose a un nuevo país y a un nueva cultura», señala Fernando Arias, su entrenador en el Júnior.

Un proceso que lleva «con la cabeza muy bien amueblada, porque sabe que lo primero son los estudios». En la pista concentra sus esfuerzos en asumir los conceptos tácticos, especialmente defensivos, que se añaden en la etapa formativa. En cadete su estatura era suficiente para intidimar a los rivales. «En Júnior Preferente se mide a jugadores tan altos como él y le cuesta más», dice Arias. Pese a todo, es un jugador que destaca por su influencia en el juego y porque hace crecer al equipo. «Nos da ese punto competitivo en los malos momentos para aguantar en el partido», explica el técnico.

«Con Ousmane todo ha ido muy rápido», admite Berni Álvarez, entrenador del EBA. La idea del club era que el jugador entrenara con el Copa o el EBA pero compitiera con gente de su edad en el júnior. La pretemporada fue una prueba en la que el cuerpo técnico azulado quería ver en qué nivel estaba. «Fue un impacto desde el primer minuto y decidimos que jugara partidos de pretemporada», explica Berni. Encuentros en los que Ndour fue creciendo hasta que la entidad incluso descartó firmar un cuarto interior en el primer equipo para que Ousmane tuviera un espacio. El técnico del primer equipo es prudente y focaliza los esfuerzos con el senegalés en «educarlo bien en el día a día, que vaya conociendo la estructura de un equipo semiprofesional. Tiene mucha energía, pero tiene que aprender el juego, a equivocarse y corregir errores».

Con esta progresión difícilmente escapará de los ojos de las grandes canteras catalanas. Hasta entonces el Serrallo podrá disfrutar de un jugador que apunta alto.

Temas

Comentarios

Lea También