Deportes LEB Plata

Jordi Adell hace carrera en el Benicarló de la LEB Plata

En tres temporadas en el club castellonense ha logrado dos ascensos y afronta el nuevo curso con el objetivo de la permanencia entre ceja y ceja

ENRIC ALGUERÓ

Whatsapp
El técnico ebrense Jordi Adell da instrucciones a un jugador del Benicarló. FOTO: CON OTRA MIRADA

El técnico ebrense Jordi Adell da instrucciones a un jugador del Benicarló. FOTO: CON OTRA MIRADA

Despues de obtener hace doce años el titulo de entrenador superior, de sus experiencias como técnico del sénior masculino y júnior del Cantaires Bàsquet Tortosa y de dirigir equipos base del CB Tarragona, Jordi Adell lleva una etapa exitosa en el CB Benicarló, donde en tres temporadas ha logrado los ascensos a la Liga EBA y LEB Plata. Ahora el técnico tortosino buscará, como en la anterior temporada, conseguir el objetivo de la permanencia.

La pasada campaña estuvo llena de presión y sufrimientos, pero finalmente decidió continuar dirigiendo al CB Benicarló. «Fue una temporada complicada la del debut en una categoría exigente a todos los niveles, lo que nos hizo plantear varias cosas, pero cuando el CB Benicarló decidió volver a competir en la LEB Plata y me ofrecieron la posibilidad de continuar, no hubo muchas dudas. Tengo mucha ilusión y ganas de repetir conociendo la categoría y esperando hacer un mejor papel, aunque vamos a tener un presupuesto más ajustado».

Reconoce que el salto a la LEB Plata fue más difícil de lo previsto. «El salto de EBA a LEB Plata fue mucho más grande de lo esperado a diferentes niveles: Físico, técnico, táctico, logística… Empezamos muy mal, la categoría nos sorprendió y se sufrió mucho, sobre todo al principio. Poco a poco fuimos mejorando en juego y en resultados, lo que nos dio esperanzas y ganas de seguir. Llegamos a competir todos los partidos y a ganar contra equipos de la parte alta».

El contraste con los éxitos de las anteriores temporadas resultó muy grande. «Por los resultados de los últimos años, también antes de mi llegada, el equipo estaba acostumbrado a ganar, y nos encontramos con una realidad diferente. Se mejoró mucho y pudimos llegar a la parte final disputando la fase de permanencia, sabiendo que éramos capaces de competir y de ganar».

El público, clave

El técnico destaca el papel de los hinchas de su equipo. «El público de Benicarló es algo increíble. Nunca han dejado de estar a nuestro lado. Vienen muchos aficionados a cada partido, entre 800 y 1000, generando un gran ambiente de baloncesto que nos da un plus de rendimiento en casa».

Sin embargo, Adell considera que quizás no superon afrontar la categoría de la forma que requería. «No hubo un error en concreto, son varias cosas, diferentes detalles. La clave fue no acertar en las necesidades que requería la categoría. En EBA lo hicimos muy bien en este aspecto, en LEB Plata nos equivocamos en la expectativa que requería». Ahora afronta un nuevo reto que será otra vez la permanencia. «Lo afrontamos conscientes de la dificultad. Disponemos de un presupuesto más bajo y eso nos condiciona en diferentes aspectos, pero el hecho de conocer las exigencias de la liga sin duda nos ayudará, pero habrá que tomar riesgos y apostar igualmente. El objetivo general lógicamente ha de ser la salvación, pero nosotros nos marcaremos objetivos más cortos, jugaremos por competir cada semana, cada partido y luego ya miraremos el marcador de victorias y derrotas».

Tocará empezar de nuevo, en una plantilla con muchas novedades. «Tenemos que hacer cambios, más de los que nos gustaría, pero nuestras posibilidades económicas son limitadas».

De momento parece que la configuración de la plantilla va por buen camino «estamos avanzando, tenemos muchos contactos, algunas decisiones tomadas». El nuevo Benicarló se cuece.

Temas

Comentarios

Lea También