Deportes CBT

Kevin Coronel, el escudero de Tavares

El ala-pívot comparte selección y amistad con la estrella del Real Madrid y ya destaca en el CBT de Berni Álvarez

MARC LIBIANO PIJOAN

Whatsapp
Kevin Coronel, el escudero de Tavares

Kevin Coronel, el escudero de Tavares

No ha tardado demasiado tiempo en exponer sobre el parqué el ramillete de virtudes baloncestísticas que posee. Atlético, con buena capacidad para el tiro y destreza para atacar el poste bajo, Kevin Coronel (San Vicente, 1991) intenta echar raíces en Tarragona. Se exprime con extremo deseo para consolidar al CBT en la aventura de LEB, en ese año del retorno tan esperado en el Serrallo. Kevin compareció este verano por Tarragona con el aval de su actual entrenador, Berni Álvarez, y una buena temporada en Portugal, concretamente en el Illiabum Clube, donde promedió más de 10 puntos por partido.

La presentación en sociedad de Coronel resultó demoledora. En la primera fecha del campeonato anotó 25 puntos y acompañó al CBT hacia la primera victoria en la LEB. En Villarrobledo asumió galones, a pesar de ser un novato con la azulada. Expuso una personalidad fascinante. Aquel partido indicó claramente lo que puede hacer sobre una pista el ala-pívot. Cierto es que, desde entonces, no ha vuelto a elevar su nivel, aunque probablemente por una cuestión de adaptación. Los rivales centran sus sistemas defensivos en sostener el talento de Kevin, que ya conoce la dureza de una categoría terriblemente completa. «Me siento muy bien en Tarragona y estoy convencido de que, en las próximas semanas, mi baloncesto será mejor». Una charla con Berni la pasada semana le inyectó confianza y ante el Albacete volvió por sus fueros. 12 puntos y argumentos esperanzadores.

La historia de Kevin Coronel nació en la isla de San Vicente, en Cabo Verde, donde nació y creció siempre al lado de su hermano mayor, Danilson, también jugador de baloncesto. Fue un personaje clave para entender el amor por el juego de la canasta del azulado, ya que le inyectó esa afición desde chico. «Le acompañaba a los entrenamientos y a los partidos y me atrapó», confirma el jugador del CBT. Hoy, Kevin Coronel es internacional absoluto por Cabo Verde y vive experiencia con toda una estrella mundial como el interior del Real Madrid, Walter Tavares. «Nos conocimos en 2011, en un stage de la selección en Canarias. Desde entonces hemos entablado una buena amistad», reafirma. De Tavares destaca «su humildad. Todo lo que tiene se lo ha ganado y me alegra mucho disfrutar de sus éxitos».

Altos y bajos en el juego

El ala-pívot del CBT comparte residencia con compañeros de equipo en Salou y su aterrizaje en Tarragona se ha arropado en la comodidad. Asegura sentirse bien, recibe el cariño del club y dispone de la confianza del staff, condimentos indispensables para exhibir su mejor rendimiento. «Donde mejor me siento es en la posición de cuatro, pero puedo aportar más registros al equipo si el entrenador me lo pide», confirma.

El CBT ha inaugurado su paso por la liga LEB con un bagaje muy acorde a su estatus actual. Dos victorias y cuatro derrotas confirman la irregularidad de un plantel que precisa coger el aire a la categoría. De hecho, el calendario tampoco le ha dado demasiada tregua. Se ha enfrentado a rivales destinados al privilegio y las distancias, sobre todo en el arranque del curso, todavía se mantienen. «Tenemos altos y bajos en el juego, pero me gusta mucho el equipo. Estamos en un proceso de conocernos, pero estoy convencido de acabaremos compitiendo bien», refleja Kevin.

Su entrenador, Berni Álvarez, se encuentra en esa fase de alimentar el progreso y define a Coronel como «un jugador muy completo, que nos tiene que dar mucho en la pista». Además del lógico impás de aprendizaje, Berni añade «la ausencia de algunos jugadores importantes», como argumento para explicar los vaivenes. Hay tiempo para mejorar. Y un Coronel para liderar la propuesta.

Comentarios

Lea También