Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La conjura de los fresones

La empresa onubense Fresgarrido entregó ayer 320 kilos de fresones y arándanos a toda la plantilla pobletense

Juanfran Moreno

Whatsapp
Juanma Pavón y De Nova en el acto entrega de los fresones. FOTO: lluis milián

Juanma Pavón y De Nova en el acto entrega de los fresones. FOTO: lluis milián

En una de esas muchas charlas que suelen tener todo cuerpo técnico con el vestuario de manera distendida, Juanma Pavón presumió de raíces. El técnico de la Pobla de Mafumet ama a su Huelva natal y no dudó en destacar delante de sus pupilos la gran calidad gastronómica de la que goza la provincia onubense. Y es que la gastronomía suele actuar como nexo de unión entre las personas.

Sus futbolistas estuvieron rápidos y le lanzaron un reto, querían probar uno de esos productos gastronómicos de los que tanto presumía su míster, en concreto de las fresones, que es de lo que les habló su técnico. Un pequeño detalle que el técnico resaltó entre risas. «Por suerte, solo les hablé de los fresones y no de las gambas y el jamón. Sino, la broma hubiese salido cara», explicaba entre risas el técnico onubense.

En todo caso, Juanma Pavón no dudó en aceptar el envite y prometió cumplir con el deseo de toda la plantilla. «Me puse en contacto con Fresgarrido y la verdad que se han portado de maravilla. Una vez que le comenté todo lo que hablamos aquí, me dijeron que nos iban a enviar un pedido para que la plantilla, el cuerpo técnico, el alcalde y los medios de comunicación pudiesen probar nuestros productos. Nosotros hablamos del oro rojo y del oro azul que son las fresas y los arándanos», afirmaba el técnico grana. 


Finalmente, ayer la promesa se convirtió en realidad. Directamente desde Palos de la Frontera (Huelva), la empresa Fresgarrido envió 320 kilos de fresones y arándanos al filial grana. Un gesto que el técnico onubense no dudó en agradecer. «Ha sido un detalle porque yo no conozco a nadie de esta empresa. Estaremos agradecidos para siempre porque enviar esta cantidad de fresas y arándanos y el interés que han mostrado en que nosotros disfrutemos de su producto es de agradecer», explicaba el míster. 

Justo antes del entrenamiento, los futbolistas de la plantilla, el cuerpo técnico y el alcalde de la Pobla, Joan Maria Sardà, posaron junto al inmenso pedido de fresones y arándanos llegado desde Palos de la Frontera.
 
Primera final 

Los fresones y los arándanos llegan un momento muy especial de la temporada. La Pobla ocupa los puestos de play off a falta de tres jornadas por disputarse. Son tres finales las que quedan, aunque Juanma Pavón prefiere pensar en el siguiente. «Yo no hablo de tres finales, yo hablo de una. Irnos más allá del partido del Santfeliuenc son palabras que no te llevan a nada y ya lo vimos aquí hace dos semanas. Creo que estamos muy preparados para afrontar este partido». 

Para meterse en play off, la Pobla depende de si misma, aunque el técnico onubense es consciente de que hay que saber jugar con la presión, algo que no fueron capaces de hacer en su último partido casa frente al Figueres. «Tenemos que intentar quitarle la máxima presión a los jugadores. La plantilla es joven, muchos jugadores no conocen todavía lo que es jugarte este tipo de partidos y tenemos que saber manejar este tipo de partidos». 

Temas

Comentarios

Lea También