Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Menéndez y Huerta reinan en Tarragona

Madison Beach Volley Tour. Derrotaron en la final a la pareja de hermanos Javier y Vicente Monfort. En la final femenina, las vencedoras fueron las holandesas Iris Reinders y Van Driel

ALEX SALTÓ

Whatsapp
Javier Monfort busca superar con un mate la defensa de Huerta y Menéndez. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Javier Monfort busca superar con un mate la defensa de Huerta y Menéndez. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Por quinto año consecutivo, los amantes del voley playa centraron sus ojos en Tarragona para la celebración del Madison Beach Volley Tour Tarragona International Open Trofeu Repsol 2019, la última prueba antes del Campeonato de España.

La prueba, celebrada en L’Arrabassada, volvió a ser un éxito en cuanto a participación y presencia de público. Tras cuatro días de competición, ayer se cerró el telón con la celebración de las últimas rondas. Por la mañana se disputaron las repescas y las semifinales, y por la tarde, el plato fuerte de la jornada, las dos finales.

Primero fue turno de conocer quién sería la pareja campeona femenina. Por un lado estaba la dupla formada por Nazaret Florián –campeona del Madison más de 10 veces– y Marina Saucedo –campeona de España sub 19–, que se habían doctorado en cuanto a sufrimiento en sus encuentros preliminares, con resultados muy ajustados que habían conseguido superar con mucho oficio. Se enfrentaban a una pareja neerlandesa Mexime van Driel e Iris Reinders, que llegaban con una trayectoria inmaculada desde la previa.

La igualdad fue la tónica dominante en los primeros compases del partido, que no empezaría a percibir un dominador hasta mediado el primer set. Fueron las holandesas quienes, a partir de una sólida defensa, abrieron una brecha en el marcador que no volvería a cerrarse. Florián y Saucedo trataron de recortar distancias cambiando la estrategia, pero el poderío y altura de Reinders y van Driel decantó la balanza hacia las extranjeras, que se apuntaron la primera manga con claridad (12-21).

El segundo set arrancó de misma forma que su predecesor, con un resultado inicial de 6-6. En este caso, la pareja española, de la mano de una espectacular Nazaret Florián, abría una pequeña ventana de esperanza con un parcial de 3-0.

Sin embargo, van Driel y Reinders cortaban de raíz la reacción de sus rivales y conseguían reponer la igualada en el set (12-12). Las buenas sensaciones de la pareja española se desvanecieron por completo al ver que no conseguían derribar el muro defensivo que se encontraban una y otra vez delante. Se restableció el dominio neerlandés y van Driel y Reinders se plantaron a un paso del campeonato. Pese a salvar un punto de partido, las españolas acabaron cayendo en el segundo set por 21-17.

Pese a la superioridad de la pareja holandesa, que rubricó su paso por Tarragona sin perder un solo set, Marina Saucedo y Nazaret Florián terminaron contentas por el recorrido que han tenido a lo largo de la competición. Florián se llevó al menos una alegría al llevarse el premio a la mejor jugadora del torneo.

No dan opción

En la final masculina se veían las caras dos parejas españolas de altísimo nivel, los hermanos Javier y Vicente Monfort contra Alejandro Huerta –campeón del Madison en Tarragona el año anterior– y César Menéndez –campeón de España–.

La pareja de Huerta y Menéndez, vestidos de amarillo, demostraron desde el primer momento que la derrota no pasaba por ninguno de sus planes y arrancaron concentrados, abriendo una diferencia de seis puntos a mitad de la primera manga (12-6).

Los hermanos Monfort avisaron con un par de amagues de remontada, pero cada reacción que pudiese poner en peligro la ventaja de Huerta y Menéndez era frenado en seco. El set parecía acabado, pero los hermanos Monfort, cuando se vieron con 6 puntos de set en contra, se consiguieron reponer. Llegaron a levantar hasta cuatro de esas oportunidades, pero acabaron fallando, por lo que Huerta y Menéndez se adjudicaban el primer set de la final (21-18).

En el inicio de la segunda manga se pudo gozar de los mejores puntos del partido. Los hermanos Monfort lograban reponerse de su primer mal set y salieron mucho más concentrados. La rebelión no tuvo efecto prolongado, Menéndez y Huerta neutralizaron el ataque de la pareja verde, y con sus servicios instalaron una pequeña ventaja de tres puntos (10-7). Los Monfort remaron sin parar y se recuperaron de nuevo, mientras que Huerta ya no conseguía frenar todos los ataques fácilmente.

Sin embargo, en los momentos calientes, la sobriedad de la pareja amarilla valió oro. El set estaba en un puño, con 19-18 favorable a Menéndez y Huerta. Un punto eterno con interminables intercambios que cualquiera se hubiese podido llevar se solventó con un mate espectacular de Menéndez que les daba su primera pelota de campeonato. Ocasión que no desaprovecharon, adjudicándose así el Madison de Tarragona. En el caso de Huertas, su segundo consecutivo. Por parte de los Monfort, el hermano pequeño, Vicente, se tuvo que conformar con ser el MVP de la competición.

Temas

Comentarios

Lea También