Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nàstic: Autocrítica feroz

Plantilla y técnico admiten el mal partido que hicieron en Elche, en el que no apareció ninguna de las señas que le identifican. Será una semana intensa de trabajo para analizar las causas
Whatsapp
Pablo Marí, central grana, trata de despejar un esférico durante el partido frente al Elche. Foto: Información

Pablo Marí, central grana, trata de despejar un esférico durante el partido frente al Elche. Foto: Información

Decepcionados, disgustados y desconcertados. La plantilla grana abandonó el Martínez Valero de Elche con rostros serios y abatidos tras encajar la primera derrota de la temporada. Habían perdido su condición de invictos, aunque lo que más dolió fueron las formas. El Nàstic hizo su peor actuación esta temporada y fueron los propios futbolistas granas quienes entonaron la crítica más dura. «No hemos estado ni agresivos, ni incisivos. La pelota nos duraba poco y tampoco generábamos nada», explicó a la conclusión del partido Xavi Molina, en Tarragona Ràdio.

El Elche ganó con todo merecimiento, porque el Gimnàstic no hizo nada para impedirlo. «Hubo más demérito nuestro. Le shemos dado vida», aseguraba el defensa de La Canonja, uno de los pocos jugadores que se salvaron del partido, pese a su error en el gol de Sergio León.

El cuadro tarraconense reculó en exceso ante el acoso de los alicantinos. Nunca generó peligro. Ni por las bandas, ni a la contra, sus dos principales señas ofensivas identitarias. Las ocasiones peligrosas se limitaron a dos. Un disparo de Marcos desde el interior del área que rechazó el portero Javi Jiménez y otro tiro de Palanca en los minutos finales, que también sacó el meta local. Acciones que llegaron aisladas, en las dos únicas jugadas hilvanadas por los futbolistas tarraconenses.

Para David Rocha «nos faltó creérnoslo, ir con más decisión a por el partido». Una línea que ya había apuntado el técnico granate en la sala de prensa.

El medio del campo y las bandas sufrieron mucho. «Hemos perdido muchos balones», apuntaba el centrocampista cacereño y obligó a todo el equipo a trabajar más en defensa que en labores de construcción.

Como ocurre en el fútbol, ya sea en la derrota como en la victoria, la plantilla empezó a mirar ya al próximo encuentro de liga, ante el Mallorca el domingo a las 17.00 horas en el Nou Estadi. Los jugadores, como señaló Molina, quieren demostrar «ante nuestra afición» que lo de Elche «ha sido solo un pequeño tropiezo».

En la misma línea se mostró David Rocha que alentó a sus compañeros:«Podemos competir contra cualquiera y tenemos que creérnoslo».

La derrota y las posteriores victorias de Alcorcón, nuveo líder de la Liga Adelante, Osasuna, Lugo y Oviedo hicieron que el conjunto grana cayera a la sexta plaza de la tabla clasificatoria del campeonato, todavía en zona de play-off y a cuatro puntos del descenso.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También