«Nunca es bueno para Tarragona perder un torneo»

Los principales clubes de baloncesto de la ciudad lamentan la reciente renuncia del Ayuntamiento a la competición de 3x3 de la FEB, aunque aceptan su posicionamiento

Raúl Cosano

Whatsapp
Un reciente torneo de 3x3 del circuito catalán disputado en el Casal Esportiu Riu Clar. Foto: FCBQ

Un reciente torneo de 3x3 del circuito catalán disputado en el Casal Esportiu Riu Clar. Foto: FCBQ

Críticas matizadas y veladas por parte de los principales clubes de baloncesto en Tarragona a la decisión del Ayuntamiento de no albergar una competición y un centro de tecnificación 3x3. Consideran que es una oportunidad perdida pero respetan y comprenden la determinación final y los motivos. Por su parte, Robert Hernández, presidente de la Associació Deportiva Torreforta (ADT), apuesta por «un reparto de responsabilidades y de culpas»: «Es una pérdida importante para el baloncesto en general pero creo que no se ha luchado lo suficiente». 

Hernández lo compara con otros eventos pasados: «Esa misma situación nos pasó hace un año en el torneo ACB. Bajo un criterio muy objetivo, el evento era muchísimo mayor. La aportación del Ayuntamiento fue cero y se acabó haciendo». El máximo dirigente de la entidad de Ponent cree que «ha habido poca implicación por ambas partes» y que «por parte de los promotores tampoco han tenido muchas ganas de sacarlo adelante». Hernández argumenta que «no es positivo» pero le quita hierro al asunto y acepta las explicaciones dadas por el consistorio: «Espero que solo haya sido una decisión por falta de promoción o de tiempo. Me parece mal mezclarlo con cuestiones políticas». El dirigente reivindica, asimismo, la organización reciente de una prueba del circuito de 3x3 de la Federació Catalana en el Casal Esportiu Riu Clar, «sin ningún coste para el Ayuntamiento». 

Jacint Rodríguez, presidente del Club Bàsquet Tarragona, también cree que «cualquier evento que organice la ciudad para promoción del baloncesto será bienvenido» y no entra a valorar los motivos: «No soy técnico en la materia. Desde el punto de vista del desconocimiento, lo que he leído me parece impecable. Los argumentos que ha dado el Ayuntamiento me parecen bien». 

Por su parte, Josep Maria Adam, presidente del TGN Bàsquet, también se posiciona: «Me he enterado por la prensa. Como club no hemos sabido nada. Había un motivo presupuestario, así que poca cosa puedo añadir. Está claro que todo lo que sea hacer cosas de baloncesto es bueno para todos los clubes. Nosotros estamos abiertos siempre a colaborar, a que el Ayuntamiento nos pueda llamar para hacer cosas». Adam acepta también la explicación consistorial: «Dicen que es una cuestión económica y me lo tengo que creer, no lo pongo en duda. No conozco desde dentro el tema». 

«Imposibilidad material»
Hace unos días, el alcalde, Pau Ricomà, notificaba a la Federación Española de Baloncesto (FEB) la «imposibilidad material» para que el Ayuntamiento pudiera hacer efectivo el protocolo de intenciones firmado el pasado 7 de mayo por el anterior alcalde –Josep Fèlix Ballesteros (PSC)– para que, por una parte, la ciudad albergara este mes de julio una prueba de las Herbalife 3x3 Series y, por otra, convirtiera a Tarragona en la capital española de este tipo de baloncesto, una modalidad deportiva que formó parte por primera vez de unos Juegos del Mediterráneo, precisamente, en la cita tarraconense del año pasado.

El líder independentista firmó un decreto en el que especificaba que el consistorio no podía hacer frente «a las diferentes obligaciones que estipula el acuerdo», entre las cuales destaca una aportación económica municipal «de 64.900 euros anuales hasta 2021, lo que significa un total de 194.700 euros, además de la cesión de espacios como la Plaça Corsini o el Camp de Mart y de diferentes facilidades técnicas», aseguró el equipo de gobierno.

Asimismo, el decreto del alcalde hace referencia a un informe de Intervenció General del Ayuntamiento en el que se detalla que «no existe consignación nominativa, adecuada y suficiente para hacer frente a los 64.900 euros previstos para pagar a la FEB».

Los clubes apuestan por la diplomacia y no han querido entrar en la pugna mantenida por algunos partidos políticos. Así, el PSC consideró que la suspensión tiene motivaciones políticas, por organizar el evento la Federación Española de Baloncesto. 

Temas

Comentarios

Lea También