Más de Deportes

Deportes El apunte del rival

Raúl González, el mito blanco que dirige al Castilla

El ‘7’ del Real Madrid cumple su segundo año en el filial blanco. Su progreso en la cantera blanca no admite dudas y es un futurible al primer equipo

Juanfran Moreno

Whatsapp
Raúl González dirige al Real Madrid Castilla en un partido. FOTO: EFE

Raúl González dirige al Real Madrid Castilla en un partido. FOTO: EFE

Raúl González es una de esas leyendas a la que todo aficionado del Real Madrid venera. El paso del tiempo no borra todo lo que hizo por un club en el que debutó siendo solo un niño de 17 años y en el que acumuló 741 partidos en los que anotó 323 goles. Su palmarés con la entidad madridista es imponente entre el que destaca las tres Champions en las que su incidencia fue vital. Solo le faltó un Balón de Oro que se le arrebató de manera polémica en el año 2001 para dárselo a Michael Owen. Más allá de sus goles y títulos siempre fue un jugador ejemplar que lideró a su equipo dentro y fuera del terreno de juego como pocos han hecho. Se le vislumbraba un futuro en los banquillos, aunque durante unos años tras su retirada parecía que ese deseo de muchos seguidores blancos no se iba a cumplir. Solo parecía.

En julio de 2017 regresó al Real Madrid como asesor de Florentino Pérez a la vez que se sacaba el título de entrenador UEFA PRO. Solo un año después, en el 2018, iniciaba su primera experiencia en los banquillos al frente del Cadete B. Poco duró en aquel equipo, ya que el cese de Álvaro Benito del Juvenil B a mitad de temporada le promocionó. Aquellos dos equipos fueron campeones de liga en un inicio prometedor de su carrera en los banquillos.

El 20 de junio de 2019 daba su primer gran paso como entrenador al aterrizar en el Real Madrid Castilla. Antes de ello lograría conquistar la UEFA Youth League con el Juvenil A al que dirigió durante la fase final del torneo europeo. Fue su primera conquista y su carta de presentación. Los presagios se cumplían, Raúl González tenía madera de entrenador.

El año pasado fue su primera temporada como entrenador del Real Madrid Castilla en una categoría exigente como es la Segunda División B, pero que ni mucho menos le amilanó. El técnico madridista demostró estar preparado para dirigir al filial tanto desde el punto de vista táctico como de gestión de vestuario.

Sus métodos no dejan indiferentes a nadie. Exige conducta ejemplar a sus futbolistas a los que intenta alejar del foco y mantenerles con la cabeza amueblada. El ex jugador obliga a sus jugadores a vestir con la ropa oficial del club y no quiere que, tanto en los desplazamientos como en los partidos en casa, salgan del autocar con auriculares o accesorios de marcas caras. Los coches de alta gama también son vistos con malos ojos por el entrenador.

El año pasado metió al Real Madrid Castilla en los play off de ascenso a Segunda División A y logró el billete a Primera RFEF. Cayó tras empatar a cero frente al Ibiza, que se clasificó gracias a su mejor clasificación. No obstante, Raúl González refrendó que su nivel como entrenador comenzaba a no admitir discusión.

La salida de Zinedine Zidane le situó en las quinielas para entrenar al primer equipo este año, pero desde el club consideraron que todavía era demasiado pronto y apostaron por Carlo Ancelotti.

Este año Raúl González dirige por segunda temporada a un Real Madrid Castilla que de momento ha ofrecido dos caras en lo que va de curso. Fuera de curso ha sido un equipo temeroso que ha perdido los dos partidos, mientras que como local fue un ciclón que pasó por encima del San Fernando (4-0). Este domingo buscarán hacer lo propio ante un Nàstic que acude sin complejos al Di Stéfano y con la intención de conquistar el feudo del filial blanco. Allí le espera un mito blanco.

Temas

Comentarios

Lea También