Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

¿Se puede correr un maratón en menos de dos horas?

Nike diseña un proyecto para romper la barrera de los 120 minutos. Los expertos de Tarragona opinan. Creen que el reto se batirá a corto plazo

Raúl Cosano

Whatsapp
De izquierda a derecha, los atletas Lelisa Desisa, Zersenay Tadese y Eliud Kipchoge, seleccionados por Nike para su Breaking 2. Foto: Nike

De izquierda a derecha, los atletas Lelisa Desisa, Zersenay Tadese y Eliud Kipchoge, seleccionados por Nike para su Breaking 2. Foto: Nike

El debate arrancó en septiembre de 2014. El keniata Dennis Kimetto pulverizó en Berlín el récord mundial de maratón. Dejó el crono en 2 horas 2 minutos y 57 segundos, una marca que permitió atisbar, acaso como una osadía, el sueño del límite atlético: ¿podría el hombre rebajar la barrera de las dos horas en el maratón?.

Hace tres años la mayoría de los especialistas, atletas y fisiólogos que opinaron decidieron que las dos horas estaban a 15 o 20 años como muy pronto teniendo en cuenta el ritmo del récord. Hoy ese inalcanzable desafío parece mucho más cerca. Nike ha decidido abordarlo en este 2017.

Para este proyecto, denominado Breaking 2, Nike ha elegido a tres destacados atletas: el keniata Eliud Kipchoge, campeón olímpico en Río, el etíope Lelisa Desisa y el eritreo Zersenay Tadese. Además, han elegido nada menos que al mítico circuito automovilístico de Monza, en Italia, como la pista donde intentarán la hazaña. Será durante las dos primeras semanas de mayo.

Según Nike el hecho de dar 17 vueltas sobre la misma pista puede optimizar el trabajo de los atletas al ser un terreno totalmente llano e ideal para programar un ritmo constante. La marca aprovechó la presentación del proyecto para mostrar sus nuevas zapatillas Nike Zoom Vaporfly Elite, las mismas que serán usadas por los atletas en esa esperada maratón. He aquí la revolucionaria baza.

Pesa menos de 200 gramos y cuenta como gran soporte con una lámina de fibra de carbono en un sandwich de gomaespuma con firmeza individualizada para proporcionar una amortiguación sensible y máxima propulsión con cada nueva zancada.

La elevación de la suela en la parte trasera minimizará la presión sobre el tendón de Aquiles. Para algunos especialistas, el diseño está en el límite de la legalidad, de lo que podría considerarse como zapatillas con muelles o con efecto canguro, algo prohibido. El resto de la vestimenta, también diseñada por Nike, hará que los maratonistas lleven en su cuerpo solo 400 gramos extra.

 

Una intervención integral

El atleta tarraconense Juanan Fernández, director de la firma Running Solutions, vaticina que la locura de bajar de las dos horas será algo factible a corto plazo: «Correr por debajo de las dos horas es muy complicado. En los últimos años se han bajado tres minutos. No se pueden hacer reglas de tres para ver cuándo se batirá en función de lo que se ha conseguido hasta ahora, pero creo que en cinco años se podrá conseguir».

Para Fernández, la intervención de Nike es integral, y ahí radicará la clave: «Evidentemente, la nueva zapatilla tendrá muchísimo que ver. Es muy importante que asimile los impactos. No es lo mismo levantar 200 gramos que 150». Sin embargo, hay una parte fundamental de método y entrenamiento: «Los atletas están trabajando en un cambio de metodología, también a nivel nutricional. Los corredores africanos han arrastrado cierta anarquía en las rutinas y en la forma de encarar las pruebas. Hay cosas en cuanto a la dieta, por ejemplo, que desconocen por completo».

En las quinielas, el fondista etíope Kenenisa Bekele es uno de los principales candidatos a romper la barrera de los 120 minutos en los próximos años. Su mejor marca en maratón es 2h 3m 3s, a solo seis segundos del récord del mundo. Bekele promete ser también protagonista en esta especie de carrera espacial del deporte del siglo XXI. Se embarca en el reto de la mano del investigador de la Universidad de Brighton (Reino Unido) Yannis Pitsiladis, quien puso en marcha en 2014 su apuesta personal Sub2 Project. Adidas, otro gigante de la industria, también está detrás, aunque es Nike quien lleva la delantera.

El entrenador cambrilense Joan Rius también es optimista al respecto: «Sí se puede bajar de las dos horas. Para ello hay que incidir mucho en la etapa de formación entre los 10 y los 16 años de los corredores africanos. Tienen una capacidad genética extraordinaria, y confían en ella, pero falta trabajar más en cuestiones de técnica que luego tienen una gran trascendencia en las etapas posteriores. Ahí queda margen para avanzar».

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También