Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Seligrat, una historia sin final feliz en Lleida

Fútbol. El técnico del Nàstic se enfrenta a su exequipo, conjunto que dirigió durante dos temporadas y al que metió en dos play off a 2ª en los que cayó en semifinales

Juanfran Moreno

Whatsapp
Seligrat, una historia sin final feliz en Lleida

Seligrat, una historia sin final feliz en Lleida

Toni Seligrat y el Lleida no olvidan su pasado común. Ambos soñaron juntos de la mano con pisar el fútbol profesional. Lo tuvieron tan cerca… En las dos temporadas del técnico de Torrent en la Terra Ferma se consiguió llegar al play off de ascenso. En ambas se cayó en las semifinales. En ambas de manera tremendamente cruel. Este domingo (12.00 horas), el actual técnico del Nàstic recibirá en el Nou Estadi a su pasado. Un Lleida al que lideró, con el que soñó y con el que terminó con el corazón roto. Seligrat nunca olvidará esos dos play off en los que vislumbró la Segunda División con más claridad que nunca.

El valenciano y el Lleida cruzaron sus caminos en la temporada 2012/2013. El conjunto ilerdense decidió apostar la figura del técnico Torrent que había brillado con luz propia la temporada anterior en el Olímpic de Xàtiva. En un conjunto humilde como el valenciano consiguió finalizar en una novena posición que convenció a los de la Terra Ferma por apostar por los servicios del actual entrenador del Nàstic.

Duelo ante su exjugador
El plantel que configuró la entidad ilerdense aquella temporada con nombres que actualmente brillan en la élite. Jaime Mata, Jorge Miramón y Pere Milla eran tres de los jugadores más destacados de aquel equipazo. Un conjunto que brilló tanto por sus individualidades como por su espíritu colectivo. En ese plantel también resaltaba el nombre de Molo, actual entrenador del Lleida Esportiu y que esta jornada se medirá al que fue su técnico. 

La primera temporada de Seligrat en Lleida fue excelente. Los 14 goles de Jaime Mata auparon a la cuarta plaza del grupo II a un conjunto ilerdense que solo quedó por debajo de tres transatlánticos en la categoría como eran en aquella época el Alavés, el Eibar y el Bilbao Athletic.

En la primera ronda del play off, el equipo de la Terra Ferma logró eliminar al Leganés y se metió en unas semifinales por el ascenso en la que cayó en los penaltis ante el Jaén (4-3) tras empatar a uno en la ida y en la vuelta. El Lleida se despidió del play off sin haber perdido ni un solo partido. Ese recuerdo sigue presente en la memoria de Toni Seligrat. Probablemente aquel equipo tenía nivel de sobras como haber conseguido el ascenso, pero el fútbol no siempre premia a quién lo merece. 

En todo caso, Seligrat había unas firmes bases para intentar alcanzar el objetivo del ascenso que tanto deseaba el Lleida Esportiu. El segundo año debía ser el predilecto para subir a Segunda División. Mantener una figura tan determinante como la de Jaime Mata era un clavo perfecto para sujetar el proyecto ilerdense en la élite.   

En la temporada 2013/2014, el Lleida pasó a competir al grupo III. Esa temporada, el conjunto ilerdense volvió a presentar fiabilidad bajó el mandato del técnico de Torrent. Una temporada en la que los despachos impidieron que el Nàstic quedara campeón del grupo III y sí lo hiciera el Llagostera. El equipo de la Terra Ferma finalizó en tercera posición. Otra vez en play off. Una oportunidad por delante para olvidar aquella tarde fatídica en Jaén.

En la primera ronda del play off, los ilerdenses superaron con firmeza al Toledo. Empataron en la ida y vencieron en la vuelta en el Camp D’Esports. El rival de semifinales iba a ser un viejo conocido de Seligrat y el Lleida. El Leganés, al que habían eliminado la temporada pasada en la primera ronda del ascenso, fue el rival en las semifinales del play off. El cero a cero de la ida en Lleida volví a dejar a los de Toni Seligrat jugándose el destino lejos de casa. Leganés se convirtió en otro escenario para el olvido. El fútbol volvió a ser terriblemente cruel. Mantovani en el 92’ mutiló las esperanzas de ascenso del Lleida.  
Tras aquel segundo mazazo, Seligrat abandonó su aventura en la Terra Ferma. En su camino figuran dos play off más en los que tampoco hubo final feliz. Tarragona sueña con convertirse en el escenario en el que el técnico de Torrent cumplió su sueño más firme: comparecer en el fútbol profesional. 

Temas

Comentarios

Lea También