Más de Deportes

Sergi Masqué; 'He sido lo que quería ser'

Fútbol. El reusense pone fin a una carrera propicia de 18 años en activo entre Segunda B y Tercera. Fue capitán del CF Reus, el club de su vida 

Marc Libiano

Whatsapp
Sergi Masqué; 'He sido lo que quería ser'

Sergi Masqué; 'He sido lo que quería ser'

El vacío que deja el fútbol cuando termina puede suponer un problema emocional serio en algunos casos, a pesar de que la vida disponga de un millón de atractivos más allá de la pelota. Sergi Masqué (Reus, 1985) hace días que piensa como exfutbolista y eso no le supone un trauma psicológico, todo lo contrario. En su presente ya existen otras prioridades, entre ellas la familia; Jessica, su pareja, y la recién llegada Coral, su primera hija. Además, el fútbol no le ha cegado los ojos con respecto a su formación académica. Licenciado en Ingeniería Técnica Electrónica, el reusense ha establecido otras realidades paralelas a su carrera en activo, que acaba de finalizar por voluntad propia.

De ahí que, probablemente, la mayor conquista que ha atrapado a nivel deportivo y vital tiene que ver con su personalidad. Masqué se ha comportado a su manera y ha sido lo que quería ser y no lo que esperaban de él. Seguro que le hubiera encantado alcanzar un contrato millonario y actuar en los escenarios más imponentes de Primera División, pero su felicidad nunca ha dependido de eso. 

«Soy lo que soy ahora, en parte, porque ha aprendido de los errores que he ido cometiendo. Por eso no me arrepiento de nada de lo que hice. Si me hubiera cuidado más o si hubiera sido más competitivo seguramente hubiera llegado más alto, pero fíjate que siempre hablamos de posibilidades y no de realidades. Yo tengo mi carácter y no lo puedo cambiar», comenta el ya exjugador, pocos días después de anunciar que lo deja en sus redes sociales personales, inundadas por infinidad de mensajes de excompañeros y amigos que avalan ese trayecto.

Entre otras cosas porque su viaje no se parece nada a una broma. Hablamos de 18 años de dedicación al fútbol, 11 de ellos en casa. El CF Reus no solo le formó y le vio nacer en el primer equipo, también degustó su juego de autor en la Tercera División y en la Segunda B en casi 300 partidos. Mediapunta de enormes registros técnicos, este reusense declarado ha levantado la admiración futbolística de casi todos los compañeros con los que ha compartido vestuario. «A menudo me decían que debía estar en una categoría superior», reflexiona.

Hijo de uno de los futbolistas más emblemáticos de la ciudad, Ramon Masqué, el excapitán rojinegro necesitó lidiar con las comparaciones eternas durante casi todo ese tránsito. «Ser hijo de te puede abrir puertas al principio, pero después te perjudica. Mi padre construyó su carrera y yo he hecho la mía. Lo llevé bien y creo que si me mantuve muchos años en el primer equipo es porque me lo merecía», confirma. 

Masqué perteneció a una de las generaciones más importantes de la historia del CF Reus, con una camada de jugadores de la zona que sentó las bases para que el club, luego, pudiera progresar hacia el éxito. «Fueron los años más felices, todavía quedamos algunas veces». El ascenso a Segunda B en 2011 coronó a ese equipo, que precisó soportar la pérdida de Jordi Pitarque por muerte súbita. 

Como capitán, lideró también la nueva propuesta de Joan Oliver en la 2014-15, aunque la salida del club no le contentó. «No pedía que me hicieran un homenaje, pero tenerme una semana corriendo solo, apartado, me supo mal. Me sentí maltratado. Supongo que, en esos momentos, era lo menos importante en el club, pero pienso que las cosas se podrían haber hecho de otra manera». Curiosamente, el Reus ascendió a Segunda A el curso en el que él salió hacia Cornellà (2016). «Sinceramente, me alegré, pero también me dio un poco de rabia. Yo tenía contrato ese año», rememora.

Un paso breve por Sant Andreu la Rapitenca, el Cornellà, el Ascó, el Vilafranca y la UE Valls han culminado el ejercicio futbolístico de Masqué, que siempre ha oscilado entre esas dos categorías con muchas garantías. En todos esos clubs ha completado cifras de actor principal y no de rol secundario. La fatiga le ha llevado a tomar la decisión del adiós con meditación y coherencia, a pesar de que el nuevo proyecto de fútbol ciudad de Reus le había sugerido volver. «No tengo energía y no puedo ofrecer unos mínimos». La honestidad le ha distinguido hasta el último día.

Temas

Comentarios

Lea También