Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un Coliseum para lucirse

El Nàstic buscará rascar un resultado positivo ante un Getafe en racha

Jaume Aparicio López

Whatsapp
Un Coliseum para lucirse

Un Coliseum para lucirse

La victoria del Nàstic ante el Mirandés volvió a regalar a la afición grana una semana de paz. Los tres puntos eran vitales para alejarse de la zona de descenso y además los resultados de la jornada acompañaron. La 19ª plaza se quedó a cuatro puntos de distancia. Más de un partido.

La forma en la que el Nàstic ganó también sirvió para animar al personal. El vestuario necesitaba una goleada y el técnico ver a su equipo siendo capaz de ejecutar una primera parte excelente y completar el mejor partido desde que llegó a Tarragona. Pero eso es agua pasada. El equipo tiene el reto esta tarde de sumar un punto del Coliseum Alfonso Pérez de Getafe. Un estadio del que sólo siete equipos han conseguido rascar algo positivo con el Girona, como único conjunto vencedor.

Este viernes, Juan Merino daba por bueno el empate debido a la dificultad del rival, aunque no descartaba dar la campanada como ya hizo el equipo en Valladolid.

Merino volvió al 4-2-3-1 ante el Mirandés, un sistema que le permitió dar mejor circulación al balón y ser más ofensivo por las bandas. Pero eso era en el Nou Estadi y tras dos derrotas consecutivas.Fuera de casa es arena de otro costal. El recurso de la defensa de cinco ha resultado cómoda y efectiva en sus actuaciones de visitante.


Seis bajas
Para este partido, el entrenador gaditano sigue sin poder contar con los cinco futbolistas que tiene en la enfermería. Djetei y Madinda tienen para largo, mientras que Luismi, Cordero y Manu Barreiro que ya han realizado ejercicios con el grupo esta semana, todavía deberán esperar al menos una semana más para tener opciones de entrar en la lista.

Zahibo, titular en los tres últimos partidos, también es baja por acumulación de amonestaciones. Por el contrario, el entrenador grana recupera a Mossa, el futbolista con más minutos de la plantilla, y Juan Muñiz, después de que ambos tuvieran que cumplir sanción la jornada pasada.

El Getafe recibe al Nàstic en un buen momento de forma. Pepe Bordalás ha impuesto su sello al equipo y ha cimentado un bloque sólido que no ha encajado ni un solo gol en los últimos cuatro partidos.

Cuatro jornadas en las que Jorge Molina, delantero estrella del Getafe, ha marcado tres de los siete goles del equipo y ya ha anotado este curso 15 dianas. El exjugador del Betis, que estuvo a las órdenes de Merino, es la gran amenaza para un Nàstic que no despreciaría regresar de Madrid con un punto en la maleta.

La única visita grana al Coliseum de Getafe fue en el 2007, en Primera división. Ismael Irurzun dio los tres puntos al Nàstic.

Temas

  • DEPORTES

Lea También