Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Un Córdoba que se aferra al milagro de la salvación

Los de Sandoval acumulan tres victorias consecutivas. Con el técnico madrileño son un equipo muchos más vertical

Juanfran Moreno

Whatsapp
Imagen del partido de la primera vuelta entre Córdoba y Nàstic.

Imagen del partido de la primera vuelta entre Córdoba y Nàstic.

Córdoba cree porque su equipo le está dando motivos para ello. Hasta hace unas semanas, la salvación se contemplaba como un escenario utópico. El equipo parecía haber bajado los brazos y los rivales le superaban con una suficiencia insultante. Ni los fichajes invernales parecían virar el rumbo del conjunto blanquiverde. Sin embargo, desde la llegada de Sanvodal todo ha cambiado. Afición y plantilla caminan juntos con el técnico madrileño como nexo de unión. Con él, el cuadro andaluz ha sumado nueve de los últimos doce puntos en juego, encadenando tres victorias consecutivas.

Las razones de esta resurrección son futbolísticas y anímicas. Sandoval ha cambiado la mentalidad de un equipo abocado al descenso. El Córdoba es más agresivo y pelea cada balón como si fuese el último. Tienen fe y lo reflejan en cada minuto que pasan sobre el verde. A nivel táctico, no hay dudas de que la progresión del equipo es evidente.  

Con el técnico madrileño, los blanquiverdes han pasado a jugar un 4-2-3-1 en fase ofensiva. A día de hoy, se trata de un equipo que apuesta por la verticalidad. Poco queda de aquel conjunto dirigido por Jorge Romero al que le gustaba masticar las jugadas y que en muchas ocasiones resultaba ser excesivamente plano.

Galán llega a línea de fondo y tres compañeros esperan el remate.

Con Sandoval no dudan en buscar el espacio cuando se les presenta la oportunidad para ello. Suelen cargar su juego por las bandas, donde cuentan con dos laterales con profundidad y dos extremos que suelen ir hacia dentro sin balón, generándoles el espacio suficiente para sus subidas. Por ello, suele ser habitual ver al Córdoba buscando los centros laterales, ya que acumula siempre a varios futbolistas en zona de remate. Lo hacen sobre todo desde la banda izquierda, donde un reconvertido lateral como Javi Galán suele incorporarse de manera constante al ataque. Tiene velocidad y uno contra uno por lo que suele ser difícil contenerlo.

A nivel defensivo, se trata de un equipo que se muestra mucho más agresivo sin balón. Suele presionar arriba con mucha fuerza con Sergi Guardiola y Alfaro liderando la presión blanquiverde. Esto le ha permitido ser un conjunto menos anárquico, aunque es cierto que todavía están lejos de ser un equipo tremendamente sólido en la retaguardia. De hecho, solo ha dejado la portería a cero con Sandoval en el banquillo en un partido, fue en la última jornada en la victoria por uno a cero ante el Lugo.

Guardiola y Alfaro suelen liderar la presión alta del Córdoba.

Tres pilares básicos

A nivel de nombres propios, el Córdoba es un conjunto que se construye a partir de tres pilares básicos. El primero de ellos es Pawel Kieszek, el guardameta polaco es uno de los porteros que más está brillando este curso, a pesar de que ha tenido que luchar contra la poca fiabilidad defensiva de su equipo. No hay partido en el que no deje una o dos paradas estratosféricas. Sin él bajo palos, el conjunto blanquiverde hubiera encajado alguna que otra goleada de escándalo.

El líder de la zaga es Aythami Artiles, un futbolista que ha llegado después de rescindir su contrato con Las Palmas en este pasado mercado invernal y que le ha dado la experiencia que necesitaba el Córdoba en la parte trasera. Con él, el equipo blanquiverde ha ganado solidez y ha encontrado el jefe en la retaguardia que tanto anhelaba.

Sergi Guardiola es el tercer referente del conjunto andaluz. Probablemente, estamos ante un delantero de una categoría superior. Su capacidad para mantener la motivación a lo largo de la temporada ha sido excelsa. En las buenas y en las malas. Siempre ha competido de principio a fin. Sus registros goleadores impactan, puesto que los ha logrado en un equipo con una dinámica totalmente caótica en la mayor parte de la temporada. Acumula 16 goles y 4 asistencias en lo que va de curso.

Temas

Comentarios

Lea También