Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un FC Vilafranca con acento tarraconense

Fútbol. Masqué, Víctor y Jordi Oribe, Iván León y Àlex Segura, todos del Camp, forman parte del plantel que dirige el técnico Iván Moreno, con pasado en el Nàstic

Marc Libiano

Whatsapp
Un FC Vilafranca con acento tarraconense

Un FC Vilafranca con acento tarraconense

Iván Moreno se ha convertido en el Álex Ferguson particular del FC Vilafranca, un club que se había acostumbrado a la tradición del ascensor. Combinaba épocas en Primera Catalana y Tercera División con demasiada frecuencia. Hace seis temporadas, el técnico tarraconense recaló en el Penedès después de dos cursos de Máster en la Pobla. Sus logros van mucho más allá de los resultados, que también están expuestos en el currículum de méritos. Además, ha diseñado una pequeña estructura familiar, en la que el entusiasmo se ha postulado como un valor innegociable. 

Iván no sólo ha consolidado al Vilafranca en la Tercera División, también le ha colocado en la aristocracia del grupo catalán. Con el entrenador tarraconense, el ‘Vila’ ya ha disfrutado de dos play off de ascenso a Segunda B y una final de la Copa Catalunya
Moreno mantiene su status en Vilafranca, entre otros motivos, porque trabaja con plena libertad. «Puedo tomar decisiones, que al final es el trabajo de un entrenador. En las apuestas que hemos realizado en fichajes hemos tenido la suerte de acertar», reflexiona. Dispone de la total confianza de los dirigentes, que casi le consideran como imprescindible en el proyecto. 

No sólo la aportación del míster otorga idioma tarraconense al ‘Vila’. Sus ayudantes, Diego y Fernando, también hablan el argot del Camp. Conocen todos los secretos de la planificación. 

El coche del cuerpo técnico viaja de forma paralela al de los futbolistas, porque el plantel del ‘Vila’ también cuenta con representación provincial. Víctor Oribe ya ha echado raíces en el club y se ha etiquetado como un auténtico clásico del grupo catalán de la Tercera División. Para muchos, uno de sus mejores exponentes. Este verano, y después de una charla convincente en el Viena de Les Gavarres, Moreno, convenció al reusense Sergi Masqué, con un trayecto indiscutible en Segunda B, para que se uniera a la familia. «Tenía ganas de competir y le hemos podido seducir», recuerda el míster. Àlex Segura y Jordi Oribe, otro actor de postín para la categoría, se han añadido de forma reciente a la propuesta. Jordi ya conoce la casa. Disfrutó de un play off de ascenso vestido con la ‘quatribarrada’. El arquero Iván León completa la nómina del Camp en la entidad.

El FC Vilafranca no escapa del contenido amateur del fútbol para los clubs de recursos escasos. No goza de un entramado profesional que le permita acudir al mercado de fichajes en las mismas condiciones que otras potencias de la Tercera División. A pesar de ello ha logrado colocarse en la pole de los mejores equipos. La plantilla se ejercita tres días por semana por la noche para facilitar así la jornada laboral previa de todos sus futbolistas, la mayoría empleados en distintas empresas. A pesar del desgaste que eso supone, el ‘Vila’ no pierde de vista el play off de ascenso. Su última victoria sobre la bocina de este fin de semana, en el campo del Granollers (1-2), le ha situado en la sexta plaza, a cuatro puntos del máximo privilegio.

Los contratiempos
A pesar de esos buenos registros, el Vilafranca sufre las inclemencias físicas de algunos de sus jugadores principales. Por ejemplo, en la última cita en Granollers, que se definió en el descuento, Moreno necesitó formar un once sin los Oribe. Ni Víctor ni Jordi, físicamente lastimados, acompañaron al resto de compañeros. «Tenemos ilusión y eso, a veces, supera todos los problemas que se presentan. Debemos intentar mantenernos en esa zona hasta el final, andar bien colocados para disponer de nuestras opciones», admite un entrenador que no ha perdido ni un rasgo de ambición, a pesar de cumplir seis episodios como líder del proyecto.

La exigencia del técnico mantiene en alerta a un grupo de futbolistas que no se conforma con lo que ha logrado hasta el momento. El Vilafranca no ha abandonado la pelea desde que arrancó el curso y pretende complicarles la vida a los grandes favoritos del campeonato. El próximo reto llegará el domingo ante el Igualada, un compromiso que puede definir el futuro inmediato del club.

Temas

Comentarios

Lea También