Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Víctor Lapeña: "La intención es recuperar el estatus del Fenerbahce"

BALONCESTO. El nuevo entrenador del Fenerbahce femenino repasa su temporada en Oremburgo que finalizó con un título europeo

Juanfran Moreno

Whatsapp
Víctor Lapeña es el nuevo entrenador del Fenerbahce. Foto: Cedida

Víctor Lapeña es el nuevo entrenador del Fenerbahce. Foto: Cedida

Víctor Lapeña (Zaragoza, 1975) es uno de los entrenadores más importantes del baloncesto femenino en Europa. El prestigio técnico, que también fue segundo de Mondelo en la selección absoluta femenina, acaba de fichar por el poderoso Fenerbahce y atiende al Diari en La Pineda, lugar en el que reside su familia todo el año y donde el veranea cuando la competición se para.

En dos años de la Primera División española al Fenerbahce. ¿Cómo ha vivido esa progresión?

Yo es cierto que no magnifico nada de esto. Hoy estoy de vacaciones con mi familia, mañana lo que toque y no pienso mucho en lo que hago. Con las temporadas me pasa lo mismo, estaba tranquilo en el Manfilter, teníamos un muy buen proyecto, pero que se vino abajo por cuestiones económicas. En ese momento decidí ponerme en el mercado.

Y aparece el Oremburgo.

Exacto, una oferta que no había que rechazar por muchos motivos. Volvía a la Euroliga, a la primera línea después de casi cuatro años desde Perfumerías Avenidas y ha salido todo muy bien.

Han conseguido el título de la Eurocup, ¿lo esperaban?

Para nada era un título esperado sobre todo porque es el primer título europeo en los 25 años de historia del club y se ha festejado con gran pasión. Es cierto que teníamos un presupuesto elevado pero bajo en comparación con los equipos que nos hemos enfrentado al final de temporada (en cuartos al Perfumerías de Avenida, en semifinales al Schio y en la final al Montpellier)

La buena temporada había servido para renovar y surge la opción del Fenerbahce. ¿Cómo vive ese momento?

Fenerbahce cree que soy el perfil ideal para su banquillo se ponen en contacto y Oremburgo no pone trabas y me permite negociar, algo que es de agradecer.

¿Ya siente la presión de un club gigante como es Fenerbahce?

Yo ahora mismo no siento más que hay que empezar desde el minuto uno trabajando en el proyecto. Es un presupuesto grande, pero sobre todo lo que pesa más es su historia. Yo haré mi trabajo como siempre e intentaré conseguir lo que me piden.

¿Qué le piden?

La intención es recuperar el estatus que han perdido en los últimos años y pelear por todos los títulos. Sobre todo quieren estar en la Final Four de la Euroliga que es donde están los cuatro mejores equipos de Europa y donde Fenerbahce no ha estado en los últimos años.

Para un reto tan grande, la plantilla tiene que ser de alto nivel. ¿Cómo lleva la confección de la plantilla?

Nos quedan un par de piezas por meter en el equipo y a partir de ahí comenzar a trabajar y generar la química necesaria para crear un equipo que sepa jugar al baloncesto que a mí me atrae.

Capítulo aparte es la selección, ¿por qué decide dejarla?

Fue por el fichaje en Oremburgo. Ese mismo verano se jugaba el Mundial que terminaba a principios de octubre y los rusos me dijeron que tenía que estar en la pretemporada ya que teníamos que jugar una clasificación para Euroliga.

Ahora está en el Eurobasket. ¿Cómo lo vive?

Pues la verdad que me pongo más nervioso desde la tele que desde la pista.

Ya están en semis. ¿Ve el oro cerca?

No te puedo decir el color de la medalla, pero yo creo que el equipo va a subir al podio.

¿Le gustaría ser seleccionador nacional absoluto?

Me hace perder el tiempo y energía pensar en ello. Si me llamará la Federación porque Lucas ha decidido finalizar su vínculo y contarán conmigo pues sería muy gratificante y me haría una ilusión tremenda entrenador a tu país como a cualquier entrenador, pero es una cosa en la que no dedico ni un solo segundo.

Temas

Comentarios

Lea También