Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vítor despierta de su pesadilla

El luso entrena ya con el grupo del CF Reus tras dejar atrás dos lesiones consecutivas. Podría ser la gran novedad de la lista ante el Almería

Francesc Joan

Whatsapp
Vítor Silva, a la derecha, ayer junto a David Querol, realizando ya ejercicios junto al resto de sus compañeros en el entrenamiento celebrado en Riudoms. FOTO: CF REUS

Vítor Silva, a la derecha, ayer junto a David Querol, realizando ya ejercicios junto al resto de sus compañeros en el entrenamiento celebrado en Riudoms. FOTO: CF REUS

Vítor Silva vuelve a sonreír. El centrocampista luso ha despertado al fin de la pesadilla que le ha martirizado durante los dos últimos meses en forma de lesiones. Primero la rodilla y luego el tobillo han impedido a Natxo González poder contar con uno de los futbolistas más creativos de su plantilla; sin uno de los jugadores sobre los que pivotaron las fantásticas dos últimas temporadas saldadas con un play-off y el inolvidable ascenso a Segunda División.

Pero Vitor ha vuelto. Ayer inició la semana de entrenamientos junto al gran grupo en el campo de Riudoms, dando continuidad de esta manera a las primeras sesiones del año en las que progresivamente había realizado la totalidad de los ejercicios que planifican desde el área de preparación física.

Si nada se tuerce durante estos días se espera que el sábado esté de nuevo a disposición del míster para el partido del domingo frente al Almería en el Estadi que arrancará a partir de las 16.00 horas. De Natxo dependerá que le convoque o no, y en caso afirmativo que disponga de algunos minutos.

Hasta ahora Vítor sólo ha podido jugar tan sólo 48 minutos. 24 frente al Lugo en casa (22 de octubre) y una semana después, otros 24 en Huesca. En ambos casos partiendo siempre desde el banquillo. Lor percances físicos que sufrió antes y después de esa cita le privaron de la continuidad a la que todo futbolista aspira para poder entrar en los esquemas del entrenador y consolidarse en sus planes.

Su participación, prácticamente inédita durante la presente temporada, nada tiene que ver con la del jugador que se erigió en una pieza básica en su primera campaña, la 2014/15 (2.476 minutos repartidos en 31 partidos) y en la pasada, la 2015/16 (1.974 minutos, 29 partidos).

Su regreso ha coincidido con la cara amarga que le ha tocado vivir ahora a dos de sus compeñeros, Alberto Benito y Chrisantus. El defensa de Altafulla, insustituible hasta ahora, padece un derrame en el tobillo que le mantendrá de cuatroa seis semanas apartado de los terrenos de juego; el delantero nigeriano, por su parte, padece una rotura fibrilar en el cuádriceps de la pierna derecha que le tendrá de baja también las próximas semanas.

Temas

  • DEPORTES

Lea También