Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

A la tercera va la vencida

Joan Ceperuelo participa este sábado en su primer Ironman, en Lanzarote, tras dos intentos aplazados en 2020 y 2021. Lo hace por la ELA y entrenado por un afectado, Miguel Ángel Roldán

| Actualizado a 20 mayo 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Joan Ceperuelo vio como la pandemia le robaba el sueño de completar su primer Ironman, la prueba más exigente que existe en la que se tiene que nadar 3.800 metros, rodar 180 kilómetros en bici y correr una maratón (42,195 metros). Era el 2020 cuando el Covid golpeó la vida de todos y en consecuencia a él le dejó sin correr en Lanzarote porque la prueba se suspendió. El golpe moral fue duro porque llevaba muchos meses entrenando para ello y porque quería correr por él, pero sobre todo por Miguel Ángel Roldán, creador del movimiento #SacaLaLenguaALaEla.

La historia de aquel hombre o héroe, según se mire, atrapó a Ceperuelo cuando le conoció en Málaga. Roldán vio como la vida le cambiaba de un momento a otro y curiosamente haciendo lo que más le llenaba. Fue durante el Ironman de Madrid de 2017 cuando tuvo que abandonar cuando solo quedaban 13 kilómetros para la meta por unos problemas respiratorios que finalmente serían signos de que sufría Esclerosis Lateral Amitrófica (ELA). A partir de ahí no se derrumbó, sino que decidió volcarse en crear un movimiento que intentase destinar la mayor cantidad de ingresos para la investigación de esta enfermedad.

Ceperuelo volvió a la carga en el 2021, pero unos problemas personales le obligaron a renunciar del nuevo al reto. Este año por fin está listo y el sábado va a correr su primer Ironman. Para él se ha preparado bajo la tutela del propio Miguel Ángel Roldán. Han sido meses y meses de trabajo que resume así: «Comencé en septiembre de manera estricta porque nunca he dejado de entrenar. Miguel Ángel me pautó los entrenamientos. Comencé suave y el último mes ha sido muy duro porque es de carga máxima. Me derrumbé cuando acabé el último día porque fue muy duro».

El atleta tarraconense atiende al Diari después de trotar suavemente por la isla. Allí llegó el martes para estar presente en la gala del 30 aniversario del Ironman de Lanzarote en el que se le rindió homenaje a Miguel Ángel Roldán.

Allí el sábado correrá junto a más de 20 compañeros, aunque el movimiento #SacaLaLenguaALaEla también estará presente en Marbella el mismo día en el Half Ironan que contará con otros 50 corredores/as de este movimiento.

El deportista de Altafulla ya está listo, aunque no niega que son días de inquietud absoluta: «Tengo los nervios a flor de piel. Todo lo que he estado trabajando día a día durante todos estos meses y combinándolo con mi vida laboral se pone en juego el sábado. Ceperuelo ya ha corrido tres maratones, un Half Ironman y un duatlón este año en Salou, pero nada se equipara al reto de este sábado: «Nada tiene que ver. Yo siempre digo que creo que el Ironman va a ser 51% mental y 49% físico, hay gente que dice que es mitad y mitad. El factor mental es muy importante y hay que ser constante y no pensar en todo lo que queda por delante».

Comentarios
Multimedia Diari